Adriel Araujo, fundador de la startup de ciberseguridad  Hackmetrix. (horizontal-x3)
Adriel Araujo, fundador de la startup de ciberseguridad Hackmetrix. (Suministrada)

La ciberseguridad es un reto cada vez más serio y complejo para empresas, gobiernos y usuarios. Y, debido a que cada minuto se realizan incontables transacciones digitales, cualquier persona está expuesta al robo de sus datos y sus activos, así como a perder accesos a herramientas vitales para su trabajo o vida diaria.

En el caso de los sitios web, desde el de una pequeña empresa hasta el de un banco, las continuas mejoras -un botón por aquí, un cambio estético por allá- los exponen a vulnerabilidades y ataques externos, sin que necesariamente sean detectados a tiempo, advirtió Adriel Araujo, fundador de la startup de ciberseguridad Hackmetrix.

De ahí, que esta empresa fundada en Chile en 2017 haya desarrollado “la herramienta más sencilla para descubrir problemas de seguridad en sitios web”, que puede utilizar casi cualquier persona sin necesidad de ser experto. “La seguridad tiene que ser más fácil. Esa es nuestra gran diferencia con todas las demás herramientas en el mercado”, subrayó.

Según Araujo, “Hackmetrix es capaz de detectar 60% a 65% de los problemas de seguridad, que es lo que se puede automatizar”.

Tras la detección, proveen un informe detallado de qué se detectó e “incluimos recomendaciones de cómo realizar las correcciones”. Aunque resolverlas requiere conocimiento técnico o acceso a un programador, Araujo indicó que hay muchas que se pueden corregir en unos 15 a 20 minutos.

“El resto de las vulnerabilidades que se pueden descubrir son muy específicas de la plataforma” o son muy complejas para detectarlas con una herramienta de monitoreo, agregó.

Debido a su facilidad de uso y a que, incluso, ofrece la opción de un monitoreo gratuito, la herramienta es útil para operaciones pequeñas, sin presupuesto para tener su propio consultor de tecnología.

A su vez, para los sitios web críticos -con alto volumen de transacciones o de usuarios- Hackmetrix se precia de llenar los vacíos entre las pruebas de penetración que a menudo se hacen con equipos externos de “hackers” éticos. Esto se refiere al servicio de expertos que buscan cómo penetrar los sistemas y, si lo logran o detectan puntos débiles, someten evidencia y un reporte detallado, que puede incluir recomendaciones de cómo subsanar esas fallas, explicó Araujo.

“Ayudamos a mantener un estándar de seguridad, porque ese 65% de detección representa 90% de los ataques”, afirmó.

Además de Araujo, de 26 años, Hackmetrix fue cofundado por Alejandro Parodi, de 25 años, y Jessica Espejo, de 23. En poco más de un año tienen siete empleados, casi todos “hackers” experimentados, y tres personas adicionales que operan como contratistas.

Cuentan además con una cartera de clientes que incluye la Gendarmería de Chile y la mayor cadena de tiendas por departamento de Suramérica, Falabella.

“Somos quienes aseguramos que no se puedan modificar los antecedentes penales en Chile. Ese es nuestro trabajo”, ofreció como ejemplo del nivel de sofisticación de servicios que la empresa ofrece en su faceta de consultoría tecnológica.

Mientras, en el uso del servicio de monitoreo a través de Hackmetrix.com, “tenemos clientes literalmente de todo el mundo”.

Hackmetrix es una de las empresas que participan de la sexta generación de la aceleradora internacional Parallel18. Además de sacar provecho al ciclo de capacitación, Araujo indicó que están buscando crecer en Puerto Rico y “aumentar el nivel de clientes”.


💬Ver 0 comentarios