La Oficina de Cannabis Medicinal emitió el pasado viernes un documento advirtiendo que los dispensarios no pueden vender CBD del cáñamo. (GFR Media) (semisquare-x3)
La Oficina de Cannabis Medicinal emitió el pasado viernes un documento advirtiendo que los dispensarios no pueden vender CBD del cáñamo. (GFR Media)

La industria del cannabis medicinal de Puerto Rico rechazó el memorando que emitió la Oficina de Cannabis Medicinal del Departamento de Salud prohibiéndole a las entidades licenciadas por dicha dependencia vender productos del cannabinoide CBD (cannabidiol) procedentes de la planta del cáñamo.

Julián Londoño, socio de Nextgen Pharma, informó que la Puerto Rico Medical Cannabis Association, organización que agrupa a componentes del sector, acordó ayer que dicho memorando afecta adversamente la industria. 

“Nuestro planteamiento es sencillo. Consideramos que, si tenemos la licencia y una autorización y si entendemos que el CBD es cannabis, nos resulta difícil entonces entender cómo se aprueba una venta de THC (tetrahidrocannabinol), que es una sustancia controlada, y que se nos prohíba vender el CBD, que es parte de la misma planta y que no provee el efecto sicotrópico que hizo que el THC esté regulado”, sostuvo Londoño.

El experto y empresario del ramo afirmó que existe un solo CBD, que es una definición química que no marca esa diferencia entre el cáñamo y el cannabis medicinal. “Todas vienen del género de la planta que es cannabis”, afirmó.

Ante la alegada preocupación de que se vendan productos cuya calidad no está certificada ni verificada, indicó que la función del estado es precisamente velar por la calidad de esos productos que se están vendiendo sin ningún control. Recordó que el estado no ha emitido una prohibición de esos productos, ni está visitando los comercios que probablemente de forma ilegal lo están vendiendo.

“La realidad es que sabemos que existe un mercado en los puestos de gasolina, en los establecimientos que venden artículos de sexo, y hasta en las carretas en Plaza (Las Américas). En casi cualquier sitio puedes conseguirlo. El hecho de que entonces a un paciente que ha conseguido un certificado del estado se le niegue ese acceso, es ilógico y hasta absurdo”, agregó.

Londoño sostuvo que la garantía ocurre cuando ese producto tiene un certificado de un laboratorio de su calidad. “En la licencia que nos provee el estado cada producto tiene un certificado y el paciente sabe su contenido”, dijo.

Descartó que un dispensario licenciado por el estado para el cannabis medicinal pueda optar por vender esos productos cuya procedencia y contenido se desconoce. 

“Al estado lo hemos pedido desde hace dos años que ejerza ese control y no ha surgido ningún embargo o captura de productos”, lamentó.

Cuestionó, además, la afirmación contenida en el memorando de que la licencia que se les expide es exclusiva y solo para productos de cannabis medicinal. 

“Resulta que una batería no tiene cannabis medicinal, resulta que un vaporizador no tiene cannabis medicinal, por lo tanto en esa decisión, si la quieren ejecutar al pie de la letra, no se va a permitir tener en los dispensarios esos productos para el paciente poder medicarse”, señaló.

Advirtió que eso está en contra de la ley que regula esta industria porque la misma autorizó la venta de los métodos de aplicación que requieren algunos productos.

Aseguró, finalmente, que se sometió información a la Junta Reglamentadora del Cannabis Medicinal y se expresó confiado en que el organismo regulador entenderá sus reclamos, por lo que no descartó que acepte sus planteamientos “porque honestamente creemos que tenemos la razón”.

La industria no descarta recurrir a otros foros si no progresan sus reclamos ante la mencionada Junta, dijo.


💬Ver 0 comentarios