Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Frederick Millán, presidente de la aseguradora, aspira a aumentar en 15,000 la cartera de clientes este año. (semisquare-x3)
Frederick Millán, presidente de la aseguradora, aspira a aumentar en 15,000 la cartera de clientes este año. (Juan Luis Martínez Pérez)

Después del paso del huracán María, la gerencia de la aseguradora United Surety Indemnity Company (USIC) le dio un par de tenis a sus empleados para que pudieran moverse con mayor agilidad y rapidez, no importa donde estuvieran.

El gesto, aunque simbólico, llevaba un mensaje claro, y a cuatro meses del ciclón comienza a verse el resultado de tal acción.

USIC se puso los tenis para demostrar el sentido de urgencia y la promesa que nosotros le hacemos a nuestros asegurados”, expresó Frederick Millán, presidente de la aseguradora, en entrevista con El Nuevo Día. Al tratarse de un ciclón categoría cuatro, Millán sabía que “de la forma en que manejáramos este evento catastrófico iba a ser definitivo en nuestro futuro”.

Hoy, a poco más de cuatro meses del huracán, el presidente de USIC dijo sentirse satisfecho con la manera en que la aseguradora ha manejado las reclamaciones y está optimista con la perspectiva de negocios para este año. Hasta ahora, la compañía ha recibido 12,393 reclamaciones, y ha resuelto un 93% de ellas.

Aunque el volumen de casos de USIC es menor que el de otras aseguradoras, la proporción de casos completados es mucho más alta que el promedio de la industria, que es 36%, según estadísticas de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF).

Millán indicó que la aseguradora ha desembolsado un total de $19.52 millones en el pago de reclamaciones. El 90% de los casos resueltos ha sido por daños a la estructura de propiedades residenciales, y en términos de cuantía ese renglón representa un 67% del dinero desembolsado. Otro 9% fue por concepto de inundación en propiedades personales, los que en cuantía representan 18%.

A dos meses de María, USIC había resuelto el 33% de las reclamaciones y a finales de 2017 tenía 76%. No obstante, ello no significa que los asegurados que reclamaron, recibirán un pago por los daños que tuvieron. Millán informó que solo al 44% de los 11,546 casos resueltos les corresponde un pago; mientras, el restante 56% no tiene derecho a ello.

Explicó que el grueso de las pólizas de USIC son del seguro “hazard” que se les exige a las unidades de vivienda hipotecadas, el cual tiene un deducible de 2%. En la mayoría de las reclamaciones, los daños causados por María estuvieron por debajo del 2% del límite de la póliza.

Otra razón por la cual la reclamación recibida no conllevaba desembolso, según Millán, es que el daño o propiedad reclamada no estaba cubierto en la póliza. Algunos asegurados no han estado de acuerdo con el ajuste o la decisión de USIC y han solicitado una reconsideración.

¿Cómo lograron resolver más del 90% de los casos en solo cuatro meses?, preguntó El Nuevo Día. En parte, porque el edificio de USIC en el área de San Patricio en Guaynabo no sufrió daños, solo se fue la energía eléctrica, pero contaban con generadores, por lo que estuvo completamente operacional al día siguiente del ciclón, incluyendo los sistemas de información.

La agilidad obedeció también a que, además de sus 62 empleados, USIC contrató a 130 profesionales -ingenieros, arquitectos y tasadores- a través de la isla. “Muchos de ellos no tenían trabajo en ese momento. Le dimos un formato para documentar y hacer el informe, conseguimos buenísimos tasadores. El contrato obligaba a entregar los casos en 15 días y el informe llegaba con un estimado de daños”.

Millán confía que la agilidad con la que manejaron la emergencia, redunde en un alza de clientes. “Esperamos que con este desempeño, tengamos 15,000 nuevos asegurados este año”.


💬Ver 0 comentarios