Consumidores llegan a Plaza Carolina en busca de los especiales

A las 6:30 de la mañana, los pasillos y las tiendas del centro comercial Plaza Carolina estaban despejados y con muy pocas personas haciendo sus compras de Black Friday.

Según algunos clientes y empleados, esta merma se debe a la confusión que ha dejado que haya ventas especiales por dos días consecutivos como parte de la derogación de la Ley de Cierre para el 2017.

Sears, JC Penney y Best Buy en Plaza Carolina tuvieron venta especial desde la tarde del jueves. Todas estuvieron llenas a capacidad durante el día de Acción de Gracias.

“Uno está en esa deriva. No sé cuáles son los especiales que tenemos disponibles y hasta qué hora las tiendas van a estar abiertas y a qué hora cierran. En cuestión de Best Buy, ellos no tienen ninguna información sobre eso y Best Buy Puerto Rico no tiene página de Facebook”, dijo José Montañez.

Los horarios de las tiendas de Best Buy en su página de internet especifican los horarios por tienda según la localización. En el caso de Carolina, la página web indica que el comercio abriría a las 8:00 a.m.

Best Buy y Pandora fueron las únicas tiendas de Plaza Carolina que tenían clientes haciendo filas desde tempranas horas. Aunque Plaza Carolina abrió sus puertas a las 5:00 a.m., Best Buy comenzó su Black Friday a las 8:00 a.m. La primera persona en llegar fue Tiffany Mundo, quien arribó a la 1:00 a.m.

“Yo vine a buscar un Playstation 4 y un juego de Spider Man para mi novio que lo quiere desde hace tiempo”, comentó Mundo, mientras esperaba sentada en el piso frente al comercio.

La joyería Pandora tenía sobre 15 personas haciendo fila. Según explicó la asistente de gerente de la tienda, Lea Pereira, la mayoría de los clientes lo que están buscando es la colección nueva de Pandora y los ‘charms’ para regalar en Navidad. Asimismo, aprovechan el 35% que hay en toda la tienda hasta las 10:00 a.m. del viernes.

“Vengo a buscar regalos de Navidad y a sacar un layaway que tengo. Además que le quiero comprar algo a mi hija que trabaja aquí y no ha tenido tiempo de comprar”, dijo Rosemarie Delgado.

Por su parte, Roberto Rosado llegó hasta Payless de Plaza Carolina para aprovechar el 50% que tiene la tienda en toda su mercancía. De allí, Rosado salió con seis pares de zapatos por $60.

“Vine temprano para dejar a mi hija que trabaja aquí en Plaza Carolina. Aproveché que la traje para chequear y conseguí buenos especiales en Payless”, concluyó Rosado. 

Bajan las ventas en Los Colobos

Por otro lado, tanto los clientes como gerentes y empleados de las distintas tiendas de Los Colobos en Carolina notaron una baja significativa en ventas durante estas ventas especiales.

“Esto está bien flojo. La gente se va a las tiendas por departamento y las tiendas más pequeñas se perjudican. He podido vender bien poco”, confirmó a El Nuevo Día la gerente de la tienda Kress en Los Colobos, Ana Cruz.

Lo mismo pasó con la tienda Always 99. Aunque no suelen haber filas extensas en esta cadena para las Ventas del Madrugador en años anteriores, la tienda Always 99 tenía sobre cinco clientes a las 10:00 a.m. Lo que más buscaban entre las góndolas eran decoraciones, luces y árboles navideños.

“Este Black Friday estuvo bueno porque no hay mucha gente. Parece que el jueves se lo llevaron to’. Yo usualmente no voy a los Black Fridays pero ahora me tiré y pude hacer compras en varias tiendas sin problema”, dijo Angela Vázquez mientras ojeaba unas pascuas en Always 99.

Bed, Bath & Beyond tenía una fluidez de clientes que parecía un día cualquiera. Además, fueron muchas las personas que salían con las manos vacías de la tienda.

“Vine a buscar la digital Air Fryer, pero no la tenían. Se les acabó a las 7:00 de la mañana”, dijo uno de las clientes de Bed, Bath & Beyond. Y como él, hubo sobre cinco clientes más que se fueron de la tienda sin su freidora de aire.

Home Depot fue una de las tiendas de Los Colobos más concurridas. De la tienda salían personas con combos de taladro, herramientas, andamios y accesorios para el hogar. Sin embargo, uno de los empleados de la tienda, José Rivera, aseguró que “este año no vino ni la mitad de la gente que se mete usualmente al Black Frida en Home Depot”.

“Esta merma tal vez se debe a la competencia”, concluyó Rivera sobre la disminución en ventas en la tienda.


💬Ver 0 comentarios