(semisquare-x3)
(GFR Media)

Puerto Rico ha perdido una tercera parte de los desarrollos comerciales en la última década como resultado de la depresión económica que inició en el año 2006 y aún perdura.

Previo a que comenzara la crisis, la isla tenía desarrollos y centros comerciales por doquier, de hecho, la cifra superaba las 400 propiedades, según el portal de la firma de consultoría Inteligencia Económica. Para el año 2007 llegó a haber unas 440 propiedades aproximadamente.

Pero desde entonces empezaron a disminuir ininterrumpidamente hasta el año 2015. En el 2016 el año cerró con 300 propiedades comerciales, lo que significa que ha habido un 32% de reducción desde el 2007 al 2016.

El número de tiendas en el país también ha disminuido en ese periodo. En el 2007 había registrado más de 12,400 establecimientos comerciales y en el 2016 quedaban poco menos de 9,000, para una baja de 29%, según Inteligencia Económica.

Gustavo Vélez, economista y presidente de dicha firma, señaló que la merma de propiedades en el sector comercial es un reflejo de la contracción que ha habido en la economía. “Hoy la economía es más pequeña, se ha contraído 14%. Ha habido también una pérdida poblacional de 13% en ese mismo periodo. Todo se ha encogido a raíz de la depresión”.

Vélez citó como ejemplo el sector de supermercados, donde en el 2007 había unos 1,200 establecimientos y 10 años después quedaban 800 aproximadamente. Igual ha sucedido con las estaciones de gasolina, las farmacias y otros comercios.

El economista explicó que los bienes raíces se cayeron durante los pasados años y la banca tuvo que ejecutar muchas de las propiedades comerciales que resultaron no ser viables o no tener mercado. Agregó que estas cifras fueron previo a los huracanes Irma y María, por lo que es posible que esos números sean aún menores, pues hubo comercios y complejos de tiendas que no han reabierto todavía y probablemente no lo harán.

Concentración comercial

Un vistazo más a fondo de los datos estadísticos arroja que más de dos terceras partes de los 300 desarrollos comerciales se concentran en apenas nueve de los 78 municipios.

Estos son San Juan (93), Guaynabo (25), Bayamón (21), Mayagüez (16), Ponce (15), Caguas (14), Carolina (12), Fajardo (11) y Aguadilla (10).

Sin embargo, varios de esos pueblos también han perdido cantidades significativas de desarrollos comerciales entre los años 2007 y 2016. Por ejemplo, San Juan llegó a tener 161 propiedades en el 2007 y bajó a 93, por lo que ha experimentado una reducción de 42%. Igual porcentaje ha perdido la Ciudad Señorial, que registró 26 unidades comerciales al principio de la recesión y 10 años después le quedaban 11.

Mayagüez y Humacao corrieron también la misma suerte. El primero tenía 24 propiedades en el 2007 y una década más tarde reportaba 16, para una baja de 33%. Mientras, el segundo contaba con nueve y para el 2016 tenía seis.

De otro lado, los empleos en el sector comercial han mermado, aunque no en la misma proporción que lo han hecho las propiedades. La reducción ha estado por debajo de 3%, según las estadísticas del portal, y totalizaban casi 126,000 al 2016.

Vélez lo atribuyó a que los comercios han sustituido los empleos a tiempo completo por una cantidad mayor de empleos a tiempo parcial.

Ante el estimado de que entrarán unos $30,000 millones a la economía local en los próximos cinco o seis años, como resultado del pago de las aseguradoras y de las ayudas federales debido a María, este diario le cuestionó al economista si cree que el número de desarrollos comerciales podría volver a superar las 400 propiedades que había a principios de la década pasada. Este contestó en la negativa.

“Habría que evaluar hasta qué punto este es el tamaño natural y si estamos llegando al nivel óptimo de la oferta comercial. Yo entiendo que probablemente sí. No creo que el dinero nuevo que se va a recibir se traduzca en desarrollo de propiedades comerciales”, respondió Vélez.

Añadió que más allá de dicha inyección económica, la industria comercial tiene que tomar en cuenta los cambios tecnológicos -como las ventas por internet-, así como la pérdida poblacional, entre otros factores, por lo que no ve apropiado la construcción de decenas de centros comerciales en un futuro cercano.


💬Ver 0 comentarios