Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Manuel Reyes (der.) indicó que el consumidor lo que percibe es solo lo que ve en góndola. (semisquare-x3)
Manuel Reyes (der.) indicó que el consumidor lo que percibe es solo lo que ve en góndola. (Vanessa Serra Díaz)

Ante la mala calificación que el consumidor le diera a la industria de alimentos por su desempeño en la emergencia del huracán María, la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), reaccionó a esa evaluación y reconoció que los clientes pasaron momentos difíciles buscando productos que necesitaban y no los encontraban.

“Como industria responsable y comprometida con Puerto Rico, entendimos importante tomar el pulso al consumidor tras el desastre histórico q nos impactó. Reconocemos que el consumidor atravesó por momentos difíciles y que la situación produjo bajas sustanciales en los inventarios de los supermercados, por lo que es natural que se haya creado en el consumidor esta percepción”, expresó Manuel Reyes, vicepresidente ejecutivo de MIDA.

Reyes indicó que el consumidor lo que percibe es solo lo que ve en góndola. “Sin embargo, los faltantes en góndola son la consecuencia de múltiples factores como el impuesto al inventario y el que importemos cerca del 85% de lo que consumimos, lo cual nos hizo más vulnerables ante las interrupciones y la falta de capacidad en el transporte marítimo, siuaciones que MIDA lleva anticipando por décadas”, manifestó el ejecutivo.

Las declaraciones de Reyes surgen tras darse a conocer hoy durante Radiografía del Consumidor que siete de cada 10 consumidores le dieron nota de “F” a la industria de alimentos por el manejo de la emergencia tras María.


💬Ver 0 comentarios