Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La casa evaluadora Moody’s Inverstors Service degradó la deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) por entender que los altos precios del petróleo, la reducción en el consumo de electricidad en la Isla y un deterioro de sus métricas financieras afecta adversamente la posición de esa corporación pública para cumplir con sus bonistas.

La determinación de Moody’s tiene el efecto de equiparar o colocar la deuda de la AEE en la misma categoría de riesgo que ya asignaron sus contrapartes, Standard & Poor’s (SP) y Fitch Ratings. El cambio en la clasificación, de A3 a Baa1, afecta la deuda emitida por esa corporación pública y que asciende a unos $7,600 millones, así como la nueva emisión de bonos por unos $475 millones que el Gobierno espera gestionar después de la Semana Mayor.

El presidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Juan Carlos Batlle, señaló, no obstante, que la determinación de Moody’s no afecta la transacción en ciernes, pues el mercado inversor suele calcular su relación de riesgo y rendimiento partiendo de la clasificación más baja que posea el emisor.

Moody’s asignó una perspectiva estable a los bonos de la AEE, SP dejó su clasificación de BBB+ inalterada, mientras Fitch Ratings mantuvo la misma clasificación, pero cambió la perspectiva de los bonos a negativa.

Según Batlle, la determinación de Moody’s era cosa esperada, aún cuando la corporación pública ha tomado medidas proactivas para subsanar sus problemas de efectivo, las pérdidas por hurto de energía y su tendencia alcista de gastos operacionales.

La decisión de Moody’s se produce tras la determinación del Gobierno de emitir nueva deuda y refinanciar parte de la deuda existente de la AEE, con el objetivo de allegar dinero para el programa de mejoras capitales y mejorar el flujo de efectivo.

Del total de $475 millones a emitirse, unos $244 millones serían para fines de refinanciamiento y la diferencia iría a mejoras capitales.


💬Ver 0 comentarios