El último reloj de Apple permite monitorear el corazón (semisquare-x3)
El último reloj de Apple permite monitorear el corazón. (AP/Marcio Jose Sanchez)

Nueva York - A veces uno se da cuenta de que un producto electrónico es un invento gratuito del fabricante. Los relojes de usos múltiples, por ejemplo, son atractivos, pero ofrecen pocos beneficios tangibles si a alguien no le interesan las funciones para monitorear el físico.

Por ello resulta notable cuando un producto ofrece algo que realmente sirve. El último reloj de Apple, por ejemplo, permite monitorear el corazón. Y una grabadora digital de video de Amazon hace que resulte más tentador ahorrarse el dinero del servicio de televisión por cable.

Un nuevo teléfono de la resucitada Palm parece una buena idea, aunque todavía genera cierta perplejidad.

Si considera regalar productos electrónicos en las fiestas, tome en cuenta estos. Y cuando busque uno, pregúntese si realmente lo va a usar, o si va a juntar polvo en un rincón.

El Smartwatch de Apple

Las nuevas funciones del reloj Apple de la Serie 4 (Series 4 Apple Watch) no son nade del otro mundo. Pero pueden salvar vidas, ya que está en condiciones de compartir con su médico datos del funcionamiento cardíaco sin necesidad de ir a una clínica. Los médicos reciben un archivo de PDF que muestra el ritmo de su corazón, como si se tratase del informe impreso de un electrocardiograma.

Los sensores de Apple miden solo la muñeca y un dedo, mientras que los electrocardiogramas de las clínicas generalmente miden 12 puntos. El reloj no puede detectar un paro cardíaco y otras condiciones. Pero Apple dice que anuncia una fibrilación atrial inminente, como se le dice a un latido irregular que aumenta el peligro de un derrame o una falla cardíaca.

El nuevo reloj puede determinar asimismo cuándo alguien sufre una caída fuerte y llamar al 9-1-1 (la policía) si no se levanta.

Este puede ser un buen regalo para alguien anciano.

La función de electrocardiograma se ofrece solo en Estados Unidos por ahora. El precio básico del reloj es de $399 y requiere un iPhone.

El DVR de Amazon  

Los DVR perdieron un poco el caché en la era del streaming, en que uno puede ver de una vez toda la temporada de algo en Netflix. De todos modos, algunos programas no están disponibles en streaming, o si lo están, debe pasar bastante tiempo antes de que sean ofrecidos. Si usted interrumpió su servicio de cable, todavía puede ver esos programas con una antena de las de antes, siempre y cuando esté a mano cuando se transmite el programa.

El Fire TV Recast DVR de Amazon, no obstante, graba los programas y usted los puede ver cuando quiera en su televisor, en el Echo Show de Amazon o en sus aparatos móviles.

Debe, eso sí, comprar una antena. Gracias al wifi, el Recast puede estar en una ventana y no en el televisor.

Un Recast de $230 incluye 75 horas de almacenamiento y permite grabar dos programas simultáneos. Por $280 duplica la capacidad de almacenamiento y de grabaciones simultáneas.

TiVo sigue siendo el mejor DVR y hace que resulte más fácil saltearse los avisos y tiene opciones más flexibles para grabar. Pero es más caro y tiene una tarifa anual de $70 (o un único pago inicial de $250), mientras que Recast no tiene ningún costo adicional.

Amazon recaba información de los programas que uno ve para ofrecer servicios personalizados. Si eso no le gusta, Recast no es para usted.

Palm, el complemento del teléfono

Antes de que existiesen los teléfonos de usos múltiples, Palm ofreció aparatitos digitales con correos electrónicos, calendarios, anotadores y muchas de las funciones para las que hoy hay aplicaciones. Ahora con nuevos dueños, Palm lanzó al mercado un teléfono de usos múltiples pequeño diseñado, según dice, para que uno deje el teléfono celular más grande en casa y disfrute del momento, sin desconectarse completamente.

El nuevo teléfono, llamado simplemente Palm, es del tamaño de una tarjeta de crédito, con el grosor de un teléfono. Sirve para hacer cosas básicas, como buscar mapas, revisar Yelp o enviar mensajes de texto para coordinar encuentros con amigos. Es sumergible y cabe en el bolsillo de un pantalón de gimnasia.

El Palm se ofrece como un complemento más liviano al teléfono, que permite dejar el teléfono en casa en determinadas circunstancias, como cuando va a ver a su hijo jugar un partido y se encuentra en el bar con amigos. Sigue conectado y puede hacer pagos con Venmo o pedir taxis.

Palm dice que su cámara es lo suficientemente buena como para sacar fotos y transmitirlas por las redes sociales, pero en realidad la calidad no está a esa altura.

El teléfono cuesta $350 y en Estados Unidos funciona solo si una persona tiene un teléfono de Verizon, que cobra $10 mensuales por el servicio.


💬Ver 0 comentarios