“Los comerciantes esperábamos una mejor Navidad que la del año pasado
“Los comerciantes esperábamos una mejor Navidad que la del año pasado", dijo Argüelles. (GFR Media)

Ante la decisión de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) de aprobar el nuevo plan fiscal, que no incluye fondos para el pago del bono de Navidad a los empleados públicos, el Centro Unido de Detallistas (CUD) se mostró preocupado ante el impacto adverso que causará en las ventas navideñas.

“Para nosotros esa decisión es motivo de preocupación. El bono de Navidad es dinero que se inyecta a la economía, y el 90% o más de los empleados lo utilizan para sus compras navideñas”, dijo Jorge Argüelles, presidente del CUD.

Señaló que, distinto al salario quincenal que reciben los empleados gubernamentales, y que utilizan para pagar la renta, la comida, los préstamos y otros compromisos, en el caso del bono de Navidad lo utilizan para la compra de regalos, ropa para la familia, perfumes, juguetes y otros artículos propios de la temporada.

“Los comerciantes esperábamos una mejor Navidad que la del año pasado porque el dinero para la recuperación ya ha comenzado a entrar a la economía, el dinero de FEMA, el de los seguros y de SBA. Pero con esto, ya no será tan boyante como anticipábamos”, expresó el líder de los detallistas.

Explicó que en un sondeo reciente que hizo el CUD a su matrícula y a otros comerciantes, estos estimaron que las ventas navideñas podrían aumentar un 30% este año al compararlas a las de 2017, año en que el huracán María azotó la isla.

No obstante, tras la decisión de la JSF, ese aumento difícilmente se va a materializar. “Yo considero que esta Navidad estará mejor que el año pasado, pero no tanto como esperábamos. Con esta decisión ya no serán tan buenas”, sostuvo el presidente del CUD. No estimó en cuánto podrían disminuir.     


💬Ver 0 comentarios