El Churry fue uno de los primeros food truck que levantó bandera por el nuevo reglamento de Carolina. (GFR Media) (semisquare-x3)
El Churry fue uno de los primeros food truck que levantó bandera por el nuevo reglamento de Carolina. (GFR Media)

El Tribunalde Primera Instancia de Carolina declaró nulas una veintena aproximadamente de las secciones del nuevo reglamento de negocios ambulantes, reglamento que obligó el cierre de varios ‘food trucks’ en dicho municipio en los pasados meses.

El juez Ismael Álvarez Burgos emitió la decisión el pasado viernes, 7 de junio. La misma fue una sentencia parcial, pues podrá incluir otras determinaciones hasta la resolución total del pleito.

En el año 2018 la National Food Truck Association of Puerto Rico, Inc. radicó un pleito contra el municipio de Carolina, cuando este último enmendó el trámite de permisos y aprobó uno nuevo, titulado Reglamento para la ubicación y operación de negocios ambulantes dentro del límite territorial del municipio autónomo de Carolina.

Dicho reglamento prohíbe, entre otros, la operación de ‘food trucks’ en gasolineras o en predios de terrenos públicos o privados que colindasen con avenidas principales; limita su horario de operaciones; no permite que se anuncien en paradas de guagua o vías públicas; y les exige que muevan el ‘food truck’ al finalizar las operaciones.

El tribunal declaró nulas las prohibiciones arriba mencionadas. 

De otro lado, los negocios ambulantes que operan en los estacionamientos de centros comerciales tampoco pueden hacerlo, a menos que el centro comercial solicite una enmienda a dicho permiso para esos fines. Sobre este requisito, el juez determinó que ese pedido es inconstitucional.

“El mecanismo procesal antes mencionado, es contrario al debido proceso de ley, y está expresamente diseñado para que no se obtenga el permiso, puesto que se exige al dueño del centro comercial que cumpla con todos los procesos requeridos en todas sus fases. Este Tribunal determina que esta sección es inconstitucional, porque sujeta el permiso del comerciante a un trámite en el que él no tiene participación”, lee parte de la sentencia del Tribunal de Primera Instancia.

Agregó que el propio municipio de Carolina tiene un cuartel móvil de la policía municipal en el estacionamiento del centro comercial Los Colobos, que tiene una carpa con sillas para el público, y no se le ha exigido la obtención de enmienda a los permisos del Centro.

Por su parte, Irving Faccio, abogado del municipio, indicó que están estudiando la sentencia, pues la recibieron hoy, pero no descartan apelar la misma.

“El reglamento se mantiene en vigor”, enfatizó Faccio, al indicar que el reglamento tiene un centenar de secciones, y solo una veintena fue declarada ilegal o nula por el juez. Adelantó que el municipio insistirá en que los ‘food trucks’ no deben operar dentro de las gasolineras.

Mientras, Germán Brau, abogado de los demandantes, señaló estar conforme con la decisión. “El tribunal nos dio la razón en cuanto a los planteamientos que hicimos”. Señaló Brau que el municipio no puede dejar el reglamento, tal y como está, pues varias secciones son nulas, según lo determinó el tribunal.

Brau comentó que representa a una decena de dueños de negocios ambulantes, y al menos, la mitad de ellos, tuvieron que cerrar operaciones debido a la aprobación del nuevo reglamento.

“Estos son negocios pequeños que merecen ser protegidos y el espíritu de la ordenanza era hostil hacia los negocios ambulantes”, dijo Brau, quien cree que este caso llegará hasta el Supremo “por la importancia social” que tiene. Se refería a que los dueños de negocios ambulantes son, en su mayoría, personas que están tratando de salir adelante, auto empleándose y creando microempresas, y el municipio de Carolina impide que puedan operar. 


💬Ver 0 comentarios