Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La economista Heidie Calero, sobre estas líneas, indicó que el paso del huracán María “echó para atrás a Puerto Rico unos 26 años”. (GFR Media)

En momentos en que se discuten el próximo presupuesto, la reforma contributiva y el futuro de la Ley 80 —sin que se sepa aún qué incentivos habrá para las empresas y se acerca la próxima temporada de huracanes— la firma H. Calero Consulting recientemente publicó un estudio que intenta arrojar luz sobre qué herramientas tiene Puerto Rico para levantar su economía después del ciclón María.

La economista Heidie Calero, junto a otros académicos, consultores y economistas trabajaron en este abarcador estudio, convertido en un libro de 228 páginas y 12 capítulos, cuyo título traducido al español es “Cómo el huracán María forja el futuro económico de Puerto Rico”. La publicación es en inglés.

Los autores estiman en $160,000 millones los daños económicos causados por el peor huracán que ha azotado la isla en casi un siglo y discuten esa evaluación en uno de los primeros capítulos.

“María cambió a Puerto Rico. La pregunta es ¿cómo convertimos ese desastre en una oportunidad?”, dijo Calero, quien expresó que “este estudio es el proyecto más ambicioso que he hecho en mi carrera profesional”.

Señaló que el mismo debe ser lectura obligada para inversionistas, funcionarios de gobierno, fondos de cobertura y universidades. “Es un buen punto de partida para que se comience a reconstruir el país en la dirección correcta”, agregó la economista.

Sobre el papel que debe tener la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) en esta coyuntura post-María, los autores opinan que debe centrarse más en cómo mover la economía. “Su rol no puede ser solamente balancear el presupuesto y tener dinero para distribuir al servicio de la deuda. Hay que levantar la economía”, manifestó Calero.

El grupo teoriza también acerca de la participación laboral y señala que es baja porque se necesita aumentar la demanda de empleos, no la oferta. De igual forma, estiman que después del huracán, la recuperación del país tomará, por lo menos, dos décadas, ya que “María echó para atrás a Puerto Rico unos 26 años”.

No obstante, los investigadores también ven que el ciclón le dio al país una “segunda oportunidad” para transformar la economía, reorganizar el gobierno, reconstruir la base contributiva y tener una infraestructura moderna y competitiva.

Por ello, sugieren que el gobierno y la JSF se enfoquen en reconstruir la infraestructura y en desarrollar cuatro áreas de oportunidad que permitan crecer y crear empleos, pagar la deuda y detener la migración galopante. Estas son: turismo; manufactura; agricultura; y servicios de educación superior, servicios financieros y de salud.

La publicación debate además sobre el tamaño del gobierno, la centralización, el futuro de las agencias y si los 78 municipios son viables después de María. Además, presenta varios modelos econométricos y su impacto en la demografía actual, entre otros temas.


💬Ver 0 comentarios