Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El ingeniero José A. Guzmán, presidente de la Asociación de Contratistas Energía Renovable (Aconer), durante una actividad de cooperativistas. (vertical-x1)
El ingeniero José A. Guzmán, presidente de la Asociación de Contratistas Energía Renovable (Aconer), durante una actividad de cooperativistas. (GFR Media)

El Código de Incentivos propuesto por el gobierno supone un distanciamiento radical de la política  pública de fomentar el desarrollo de la energía renovable y además, es contrario al “Plan para Puerto Rico” impulsado por la presente administración.

La advertencia la hizo hoy la Asociación de Consultores y Contratistas de Energía Renovable (Aconer) en una vista pública celebrada por la Comisión de Hacienda del Senado.

“Este proyecto atenta contra todo lo que hemos logrado”, expresó el presidente de la entidad, José A. Guzmán.

Se refirió a la propuesta incluida en el proyecto para adelantar al 30 de junio de 2018 la expiración de la vigencia del Fondo de Energía Verde creado por la Ley 83 de 2010, la cual dispone que dicho fondo esté vigente hasta diciembre del 2020.

“Hoy más que nunca existe un consenso general en Puerto Rico sobre la necesidad de fomentar la energía renovable distribuida”, señaló Guzmán.

El líder de Aconer recordó que el huracán María demostró la debilidad del sistema eléctrico anticuado de la isla y la necesidad de actualizarlo con energía renovable distribuida.

La organización propuso que se enmiende el proyecto para mantener la vigencia del Fondo de Energía Verde mientras se diseña un nuevo programa de incentivos para esta actividad.

En la vista se indicó que este Fondo se nutre de los arbitrios de automóviles, y que se supone tenga disponible $20 millones anuales, lo que tampoco se ha estado cumpliendo.


💬Ver 0 comentarios