Residentes y propietarios de negocios en la emblemática vecindad hablan sobre la creciente demanda de propiedades en la zona de Santurce que ha otorgado vida a la región.

Cruzando la avenida Ponce de León, en San Juan, a la altura del Conservatorio de Música de Puerto Rico, un edificio de tres niveles que por mucho tiempo estuvo en el abandono ahora protagoniza labores de construcción. Al lado, obreros trabajan en otra estructura de seis niveles, convirtiendo el muro del primer piso en una fachada con vitrinas.

Ambos son ejemplos de la creciente demanda de propiedades en la zona de Santurce, que comenzó hace años con edificios de nueva construcción, como Ciudadela y Metro Plaza, cobró impulso con la llegada de inversionistas atraídos por los beneficios contributivos de las leyes 20 y 22 de 2012 y se intensificó después del paso del huracán María en 2017.

Hay un interés en Santurce como la principal área de crecimiento en San Juan”, sostuvo ayer Nick Pastrana, fundador de San Juan Realty Group, que se especializa en análisis de mercado y venta de propiedades.

Expuso que desde el embate del ciclón, los valores de las unidades residenciales en Metro Plaza experimentaron un alza de 15% por año, mientras que en Ciudadela subieron un 10% interanual. Indicó que el hecho de que ambos tienen generadores eléctricos para todo el edificio ha impulsado la demanda en esos proyectos, lo que a su vez ha elevado los precios.

“Santurce tiene gran potencial de crecimiento para proyectos como estos en el futuro, pues a medida que suben los precios (en Ciudadela y Metro Plaza) hace falta el desarrollo de nuevos edificios a precios menores”, sostuvo Pastrana. “Las unidades de una y dos habitaciones son las de mayor crecimiento”. Dijo que son buscadas por jóvenes profesionales y por personas de mayor edad.

En zonas de Santurce que están más cerca de Miramar, inversionistas locales y del extranjero han adquirido estructuras existentes para desarrollo comercial. A modo de ejemplo, los dos edificios frente al Conservatorio de Música fueron adquiridos por Morgan Reed Group, empresa estadounidense de bienes raíces. “Se están enfocando en desarrollar espacios de oficina, de ‘retail’ (comercios), unidades de renta a corto plazo y de renta a largo plazo”, abundó.

Entre ambas estructuras está la calle Cerra, en la que Morgan Reed Group compró un edificio de tres niveles que tiene un gran mural de aves en su fachada, testimonio del evento artístico anual Santurce es Ley. La calle también es escenario de la iniciativa de inversionistas locales, entre ellos Iván Zavala, de adquirir y rehabilitar estructuras para uso residencial y comercial.

En el tramo de la calle Cerra que conecta las avenidas Ponce de León y Fernández Juncos, el grupo adquirió una decena de lotes y edificios. En los primeros siete que ya están listos hay más de 50 unidades residenciales, así como cuatro restaurantes, un estacionamiento, una galería de arte y un taller de ebanistería. Para otros dos edificios, el grupo está en proceso de tramitar los permisos para hacer un hotel de 49 habitaciones, informó Zavala, sin revelar el monto de la inversión.

Se han generado cerca de 125 empleos directos hasta ahora y proyectamos, una vez se complete todo el proyecto, superar los 600 empleos combinando las fases de construcción y operación”, informó el inversionista, que también planifica establecer un lote de “food trucks” en la esquina de las calles Cerra y Elisa Cerra y espera completar un 90% de los desarrollos en dos años. Para evitar el desplazamiento de los residentes originales de la zona, dijo que han sido ubicados en los espacios residenciales rehabilitados.

Según Pastrana, las recientes adquisiciones de propiedades existentes en Santurce aún no se han reflejado en cambios en los precios, aunque sí se ha reducido el inventario disponible para la venta. “En toda el área hay oportunidades para inversionistas, mientras más cerca de Miramar y Condado, mejor”, dijo Pastrana. “Se espera que con las Zonas de Oportunidad haya un mejor rendimiento y fluya más la inversión”.


💬Ver 0 comentarios