(semisquare-x3)

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) escribió nuevamente al gobernador Ricardo RossellóNevares para indicarle que ha vuelto incumplir con la ley federal Promesa al tiempo que advirtió al mandatario que el organismo federal puede tomar “acción” cuando se tomen decisiones que impacten adversamente el plan fiscal.

En una carta de tres páginas, el presidente de la Junta, José Carrión, indicó al gobernador que “en los pasados meses”, su administración no ha cumplido con la política establecida por el organismo federal en torno a la aprobación de reglamentos y normativas por parte del gobierno.

De igual forma, el gobierno también parece incumplir con la ley Promesa al no incluir el impacto fiscal de sobre un centenar de leyes aprobadas en los pasados tres meses y tampoco ha presentado el reporte correspondiente a los gastos del gobierno en relación al presupuesto durante el primer trimestre del año fiscal.

“El año pasado, concientemente, la JSF dio al gobierno tiempo adicional para cumplir con este requisito (el informe de gasto a presupuesto trimestral) debido a la destrucción causada por los huracanes Irma y María. Sin embargo, tiempo demás ha pasado para el gobierno cumpla a tiempo con la sección 203(a) (de Promesa)”, reza la carta de Carrión.

En el caso de la revisión de reglamentos y otras normativas del gobierno, la política establecida por la JSF indica que el gobierno debe presentar cualquier decisión de corte normativo o reglamentario para la revisión de la JSF antes de su aprobación o divulgación final. Eso incluye, las órdenes ejecutivas del mandatario.

“Nos gustaría rectificar esta situación cooperativamente tan pronto como sea posible”, reza la carta de Carrión.

Según la misiva del funcionario, en noviembre, Rosselló Nevares aprobó tres órdenes ejecutivas que impactan la compensación de los empleados públicos o sus beneficios, determinaciones que están sujetas al cumplimiento de la política de revisión previa que impuso la JSF. La política sobre revisión previa se aprobó el pasado 6 de agosto.

Específicamente, Carrión hizo mención de las órdenes ejecutivas de 2018 con la numeración 44, 46 y 49.

“Cada una de estas órdenes ejecutivas aumentaron la compensación o beneficio de los empleados. Ninguna de estas órdenes ejecutivas fue enviada a la JSF ‘antes de la emisión’ para nuestra ‘previa aprobación’”, escribió Carrión, citando el lenguaje de la normativa de la JSF.

Carrión recordó que en el caso de las leyesaprobadas y su impacto fiscal, Promesa establece que el gobierno tiene siete días para presentar la información del gobierno.

“La (JSF) le pide que cumpla con cada uno de (estos asuntos) inmediatamente para que (la JSF) no tenga que tomar acción para asegurar cumplimiento”, culminó señalando Carrión.

“La acción” que puede tomar la Junta, según Promesa es derogar la ley, orden ejecutiva o normativa que se adopte si afecta adversamente el plan fiscal.

Carta de Carrión a Rosselló by El Nuevo Día on Scribd


💬Ver 0 comentarios