Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Carrión habló ayer en la convención de la  Cámara de Comercio, y dijo que los municipios figuran también en la lista de asuntos de la Junta de Supervisión Fiscal. (horizontal-x3)
Carrión habló ayer en la convención de la Cámara de Comercio, y dijo que los municipios figuran también en la lista de asuntos de la Junta de Supervisión Fiscal. (David Villafañe)

En sus primeras declaraciones públicas después de haber recibido la misiva del gobernador Ricardo Rosselló Nevares rechazando la reducción de la jornada laboral, José B. Carrión III, presidente de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), dejó ver que esa posibilidad sigue latente y podría materializarse en septiembre.

Durante su alocución en la convención de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, Carrión detalló lo que ha hecho la JSF en torno al plan fiscal y enumeró los próximos pasos que deben darse en torno al presupuesto de Puerto Rico. En específico, mencionó que el gobierno tiene que demostrar cómo va a lograr los ahorros exigidos por la Junta para evitar que se active el recorte en la jornada.

“No es suficiente decir ‘creo que vamos a lograr los ahorros’. Tienen que decir cómo lo van a hacer”, manifestó ayer.

La semana pasada, el gobernador le envió una carta al presidente de la JSF rechazando la implantación de la reducción en la jornada y cuestionando que los miembros no estén cumpliendo con la ley PROMESA. Esto, ya que el estatuto no los faculta a imponer sus decisiones al gobierno, solo les permite hacer recomendaciones, según el primer ejecutivo.

En un aparte con la prensa, Carrión afirmó que existe la posibilidad de que el gobierno incumpla con los ahorros que mandata la Junta, y señaló que si incumple, “será un caso de abogados”, en aparente alusión a las declaraciones de Rosselló de que no descartaría la vía judicial para proteger al pueblo.

Si en efecto, el gobierno no lograra los ahorros que exige la JSF y hubiera que reducir la jornada de los empleados gubernamentales, Carrión dijo que “lo reconocemos como una tragedia”.

No obstante, insistió en que “la realidad es que ya está en el plan fiscal”. Dicha reducción podría comenzar el 1 de septiembre, respondió a preguntas de la prensa.

La AEE

Sobre el Acuerdo de Reestructuración de la Deuda (RSA, por sus siglas en inglés) de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Carrión opinó que ha sido “el tema más difícil” que les ha tocado atender en la JSF. “Estamos divididos, no es un secreto, eso se sabe”.

A renglón seguido, dijo que le enviaron a los bonistas un documento con acuerdos y condiciones (“termsheet”) que aumenta agresivamente el recorte a estos. La JSF esperará unos días para conocer su decisión, y llevará a votación el RSA antes del 1 de julio.

Responde a las críticas

Carrión está consciente de que la mayoría de los puertorriqueños resiente a la Junta que dirige. “Sabemos que la Junta es impuesta, antidemocrática y está tratando con temas antipáticos que no se quieren atender… Uno se pasa cogiendo galletas”. Aun así, dijo que, sin PROMESA, “Puerto Rico estaría enfrentando un caos financiero por las múltiples demandas que habría contra el gobierno”.

Los municipios figuran también en la lista de asuntos de la JSF. Carrión dijo que ya se ha reunido con varios alcaldes, pero tan pronto terminen con el tema del presupuesto, tomará acción con los municipios.

La comisionada residente Jenniffer González estuvo también como oradora en el almuerzo de la CCPR. Minutos antes de su comparecencia, expresó que está en total acuerdo con el texto de la carta que le envió el gobernador a Carrión, y urgió a la JSF a que apoye al gobierno en la agenda de desarrollo económico.

“Es fácil pedirle al gobierno recortes de gastos, y mirar esto en una página de Excel. La función de la Junta es sacar a Puerto Rico de la crisis, movernos en la dirección correcta y revitalizar la economía… Es tiempo de meter mano, no podemos esperar seis meses más”, expresó.

En su alocución a los camaristas, les agradeció el respaldo que le han dado a su gestión en Washington y los animó a seguir luchando para mover la rueda de la economía. “Ustedes tienen más credibilidad para hacer negocios e inversión que el gobierno. Estados Unidos crece por los pequeños negocios y las inversiones y Puerto Rico no puede quedarse atrás”, sostuvo la comisionada.

De otro lado, el propio Carrión hizo alusión a los rumores de que el Congreso federal podría cambiar a algunos miembros de la JSF, en respuesta a presiones de algunos bonistas y grupos de interés. Sin embargo, el presidente de la Junta dijo que esos rumores no le quitan el sueño. “Estamos tratando de hacer el trabajo lo mejor posible y las decisiones son en base a la opinión de los mejores expertos y en consulta con nuestra conciencia. Por eso, yo duermo tranquilo”.

“A mí eso no me preocupa, ni nadie me ha dicho nada”. Pero señaló que el que haya cambios en la composición de la JSF, “sería terrible para nuestro pueblo”.

Reconoció que el trabajo que tiene la JSF “no es fácil. Las decisiones terminan molestando a todos. Si recibimos críticas de todas partes es porque estamos haciendo nuestro trabajo”

“Estamos tomando decisiones que nuestra clase política no ha querido o no ha tomado por los últimos 40 años”, expresó, arrancando aplausos de los socios de la CCPR.


💬Ver 0 comentarios