Ricardo Llerandi mencionó que la CCE ofrece incentivos económicos de hasta $5,000 como capital semilla en la industria musical (semisquare-x3)
Ricardo Llerandi mencionó que la CCE ofrece incentivos económicos de hasta $5,000 como capital semilla en la industria musical. (GFR Media)

La música en Puerto Rico, visto desde el punto de vista como industria, es una cantera de talento en continua exportación que genera mucho dinero, sin embargo retener a los artistas y todo su andamiaje es uno de los grandes retos que enfrenta el gobierno en su esfuerzo por desarrollar este sector económico.

La falta de acceso a capital semilla y de información sobre los incentivos y oportunidades de desarrollo son los escollos que empujan a los artistas a abandonar la isla seducidos por una industrias musicales más establecidas, reconoció ayer el director ejecutivo de la Compañía de Comercio y Exportación (CCE), Ricardo Llerandi Cruz.

“A veces nuestros artistas deciden mudarse a uno de estos lugares por creer que tienen unas ventajas –y pueden tenerlas en términos de accesibilidad de algunos medios– pero lo cierto es que con lo actualizados que estamos en tecnología, Puerto Rico ofrece un punto estratégico como conector con Latinoamérica y de Estados Unidos que son los más importantes para nuestros artistas”, manifestó Llerandi Cruz.

Como parte de las estrategias para retener a los artistas y creativos, mencionó que la CCE ofrece incentivos económicos de hasta $5,000 como capital semilla y que la Ley 22 que promueve la exportación de la música, ofrece un incentivo de 4%.

La corporación, en su intención de educar y brindar herramientas que permitan a los artistas y creativos un mayor empoderamiento de sus creaciones ofreció ayer el taller “Música PR: Economía Creativa-Propiedad Intelectual”, en el Coliseo de Puerto Rico. El evento estuvo enfocado en las nuevas tendencias que impactan la creaciones y cómo proteger los derechos de autor al amparo de las leyes vigentes. Entre las recomendaciones hechas por expertos en este renglón figuró el registro de la propiedad intelectual, el uso de redes sociales como YouTube para difundir música y vídeos, y nunca vender los derechos de una canción, porque no se sabe cuánto llegará a generar.


💬Ver 0 comentarios