(semisquare-x3)
La economista destacó que los fondos federales y los pagos que está haciendo el sector privado por el huracán María producirán un incremento en la actividad económica que podría alcanzar hasta un 7% en este año fiscal. (GFR Media)

Una solución a la crisis económica de Puerto Rico que trascienda la bonanza temporera de los fondos federales para la recuperación no será fácil y requerirá fortalecer el mercado laboral, desarrollar el sector externo o de exportación y una estricta disciplina fiscal.

Las propuestas las hizo hoy la presidenta de la Asociación de Economistas, Alba Brugeras Fabre, tras reconocer que no hay maletín mágico ni receta sencilla con soluciones.

Hablando en una actividad organizada por la Asociación de Ejecutivos de Venta y Mercadeo, la economista destacó que los fondos federales y los pagos que está haciendo el sector privado por el huracán María producirán un incremento en la actividad económica que podría alcanzar hasta un 7% en este año fiscal.

"Las transferencias netas producirán un crecimiento económico este año (fiscal) y el próximo", sostuvo

Advirtió, sin embargo, que la economía enfrenta una serie de riesgos que impactarán su desarrollo futuro.

Destacó entre estos el perfil de la población, la constante reducción en esta, la deuda pública, la debilidad de importantes sectores económicos y las deficiencias en el manejo de las estadísticas.

"El crecimiento económico sigue siendo un reto", afirmó.

Se refirió a la debilidad del mercado laboral y señaló que hay menos empleos que hace una década y que, aunque se reclama una baja en la tasa de desempleo, hay una merma en la tasa de participación, que es la gente que sostiene la economía.

Entre los sectores que han perdido empleo resaltó la manufactura que perdió la mitad de sus plazas desde el 2000 al presente.

Concluyó Brugueras que los retos de la economía de Puerto Rico son estructurales y el País "tiene que dejar de depender del gasto del gobierno y del consumo".


💬Ver 0 comentarios