Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
El vicepresidente de la organización, José Caraballo Cueto, aseguró que ay muchas propuestas con un amplio consenso como es el rechazo a la reducción del salario mínimo a los jóvenes. (Archivo / EFE)

La matrícula de la Asociación de Economistas de Puerto Rico está mayoritariamente opuesta a las medidas adoptadas por el Gobierno para estimular la economía del País y también con las recomendaciones adelantadas por la Junta de Supervisión Fiscal para atender la crisis de la Isla.

Esta postura salió a relucir hoy, luego de que la entidad circulara los resultados de una encuesta electrónica que por primera vez realizó entre sus miembros.

Según el resumen ofrecido en un parte de prensa, entre las propuestas que no salieron favorecidas por los economistas está la eliminación de la Ley de Cierre, con un 54% en contra; y la reforma laboral recién aprobada, con el 80% opuesto. Un 57% está también en contra del cierre de recintos de la Universidad de Puerto Rico, mientras que el 83% no favorece las medidas de austeridad propuestas por la Junta de Supervisión Fiscal.

Se informó además que el 78% de los que respondieron el cuestionario piensa que esa Junta y el Gobierno están mal asesorados en materia económica, mientras que el 93% rechaza la reducción en el salario mínimo a los jóvenes y un 87% rechaza también un aumento en el Impuesto sobre ventas y uso (IVU).

Otras medidas que no cuentan con el endoso de los miembros de la Asociación de Economistas son el despido de empleados públicos y la reducción de las pensiones.

Objetan de igual forma que en la reforma de permisos se autorice a distintos profesionales a otorgar permisos de construcción (54%) y el 72% no favorece la flexibilización de los permisos comerciales a las megatiendas extranjeras.

“La encuesta reveló que los economistas tienen consenso sobre lo que deberían ser las políticas públicas que fomente el crecimiento y desarrollo económico de Puerto Rico. Es importante que se les consulte para lograr que la economía sea prospera, justa, equitativa y sostenible”, sostuvo Martha Quiñones, presidenta interina de la Asociación de Economistas de Puerto Rico.

Por el lado de lo que favorece el gremio que agrupa a los economistas del País, se indicó que el 77% de estos apoya la regionalización o consolidación de alcaldías y un 66% sugiere eliminar subsidios a los municipios. El 93% favorece, por otro lado, que se eliminen subsidios e incentivos a empresas que no estén creando empleo.

Un 66% apoya la propuesta del “entry point” para reestructurar la deuda (en base al valor de compra del bono), un 78% favorece que se aumenten los impuestos a los bienes y servicios de lujo, el 69% apoya que se detenga el mecanismo contable conocido como “transfer pricing” de las megatiendas, y un 61% entiende que se deben retasar las propiedades inmuebles.

La mayoría de los encuestados, un 85%, se solidariza con el reclamo de que se reinstale la comisión que auditaba la deuda pública.

“Así como se consulta a los gremios médicos para reformar el sistema de salud, la Asociación de Economistas debe ser clave en la discusión de propuestas económicas. Hay muchas propuestas con un amplio consenso como es el rechazo a la reducción del salario mínimo a los jóvenes, al aumento del IVU y a los incentivos dados a empresas que no estén creando empleo. Además, un 94% considera que se deben divulgar los conflictos de intereses de los economistas y un 89% critica la ausencia de economistas en los últimos tres gabinetes de gobiernos. Quizás eso pueda explicar parte de la crisis actual”, aseguró por su parte José Caraballo Cueto, vicepresidente de la Asociación.

Afirmó que los resultados se pueden considerar como representativos de este grupo de profesionales, “toda vez que fueron contestados por una muestra relativamente alta”. 


💬Ver 0 comentarios