(horizontal-x3)
Los productos tienen que estar a bordo de la embarcación a más tardar el 22 de septiembre. (GFR Media/Archivo)

Washington - El Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos extendió hasta el 22 de septiembre la dispensa en las normas federales de cabotaje que permitiría a barcos de bandera extranjera transportar productos refinados de petróleo entre 11 estados y Puerto Rico.

La decisión- consecuencia de las complicaciones causadas por los huracanes Harvey e Irma-, añade una semana a la exención anunciada la semana pasada y amplía el número de estados a los que les aplica.

Según Seguridad Interna, barcos de bandera no estadounidense podrán transportar productos refinados de petróleo – incluyendo gasolina, diésel y combustible para aviones-, desde Nueva York, Nueva Jersey, Delaware, Maryland, Pensilvania, Nuevo México, Texas, Luisiana, Misisipi, Alabama, y Arkansas hasta Puerto Rico, Florida, Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Virginia y Virginia Occidental.

Los productos tienen que estar a bordo de la embarcación a más tardar el 22 de septiembre, para poder ser exentos de la Ley Jones de 1920.

Bajo ese estatuto, el transporte de productos entre puertos de EE.UU. y Puerto Rico tiene que hacerse en embarcaciones que son propiedad, de bandera y tripulación estadounidenses.

La orden original aplicaba a productos que fueran colocados en embarcaciones en puertos de Nueva York, Pensilvania, Texas y Luisiana, y respondió a una petición de los departamentos de Energía y Defensa.

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) había indicado que no preveía beneficiarse de la dispensa original, que expiraba el 15 de septiembre.

“Esta es una medida de precaución para asegurar que tengamos suficiente combustible para apoyar los esfuerzos de salvar vidas, responder a la tormenta y restaurar los servicios críticos”, dijo la semana pasada, la secretaria interina de Seguridad Interna, Elaine Duke.


💬Ver 0 comentarios