Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El economista Juan Lara. (GFR Media)

Aparte de los estragos que el huracán María ocasionó, el ciclón del pasado 20 de septiembre pudo haber dejado una huella sin precedente para los estudiosos de economía: el trimestre con la caída más abrupta que haya visto Puerto Rico en más de un siglo.

“No recuerdo haber visto una caída en la actividad económica más significativa que esta en Puerto Rico porque durante los huracanes Georges y Hugo no se produjo una parálisis de meses como secuela de un huracán y de quedarnos sin logística de transporte marítimo, transporte terrestre, telecomunicaciones y electricidad”, indicó el economista Juan Lara.

Todavía no hay cifras oficiales acerca del golpe que el huracán María tendrá en la capacidad de producción de los puertorriqueños, una dinámica que intenta explicarse a través del producto bruto.

Sin embargo, el Índice de Actividad Económica (IAE) apunta a que la economía de la isla verá una caída sin precedente, partiendo del informe más reciente y en el que se indica que entre los meses de julio a diciembre de 2017, esa herramienta de análisis económico cayó 9.4% en relación al 2016.

Según el informe del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), que publica el IAE, la herramienta mostró las peores caídas interanuales que se hayan registrado desde que se creó en 1980. En septiembre de 2017, el IAE cayó 6.2% y en los meses seguidos de octubre, noviembre y diciembre, la herramienta se desplomó a razón de 14.3%, 17.6% y 14%, respectivamente.

El IAE está compuesto de cuatro variables y en los meses posteriores al huracán, tres de estos se fueron a la baja a excepción del consumo de gasolina que al concluir el 2017, registraba un alza de 25.7%. En el caso de la producción de energía eléctrica, el indicador cayó 37.1% y las ventas de cemento bajaron otro 5.1%.

En el caso del empleo no agrícola, el indicador promedió unos 867,000 puestos de trabajo, lo que sería la cifra más baja desde el inicio de la crisis de 2006 e incluso, un posible hito en esa serie histórica.

Para Lara, catedrático de Economía en la Universidad de Puerto Rico, la interrupción en la actividad económica causada por el huracán María ha sido tan amplia, diversa y prolongada, que no sería sorpresa ver un retroceso del 15% al 20% en el producto bruto de la isla, medido en términos reales.

Entretanto, el economista explicó que aún cuando la economía dé signos de vitalidad una vez se restaure en su totalidad el servicio energético, ello tampoco implicará que Puerto Rico regresará a los niveles de actividad económica que aunque en deterioro eran más favorables que en la actualidad. “Habrá negocios que han quedado permanente afectados y no participarán de la etapa de inversión que se aproxima y eso será una pérdida permanente o cuando no, duradera”.


💬Ver 0 comentarios