(horizontal-x3)
Arnaldo Cruz, presidente de la Junta de Directores del Instituto de Estadísticas, junto a Mario Marazzi, director ejecutivo del Instituto. (Suministrada)

El Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (IEPR) viene de un año sumamente difícil en el que su existencia estuvo amenazada , pero al final del camino y despejadas las principales amenazas, hoy surge con mayor fortaleza y peso para beneficio del país.

Superada la incertidumbre, la entidad retoma sus proyectos mayores y ofrece su apoyo al gobierno de Puerto Rico para ayudarle a manejar algunos de los retos que presenta el actual proceso de recuperación del país.

Estrena además en estos días un nuevo presidente para su Junta de Directores: Arnaldo Cruz, cofundador de la entidad sin fines de lucro Abre Puerto Rico y director de Investigación y Análisis de Foundation for Puerto Rico. Llegó al cargo directivo con el voto unánime de sus compañeros.

En entrevista con Negocios, el nuevo presidente de la junta directiva del IEPR reflexionó sobre el proceso recién vivido y lo que representó para la entidad.

“Fue un momento difícil. No solo para Mario (Marazzi, director ejecutivo) sino para todos los miembros de la junta y para todo el equipo de trabajo. La realidad es que tanto el proyecto de ley, como el caso en los tribunales, creó un nivel de incertidumbre, de inestabilidad. Hubo un tiempo en que el Instituto (de Estadísticas) estuvo operando sin junta de directores y dada la importancia que ha tenido la junta para el desarrollo del Instituto, esa inestabilidad fue bien difícil”, dijo.

El proyecto de ley al que se refiere es el que propuso integrar el IEPR al Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC). El caso en el tribunal fue la impugnación judicial que hizo la entidad del intento del gobernador de sustituir la junta existente con nombramientos propios.

En ambas instancias, pero principalmente durante el debate del proyecto de ley, el apoyo al Instituto fue impactante, y vino tanto desde dentro del país como de numerosas e influyentes entidades fuera de la isla.

“Estamos honrados. Jamás habríamos esperado hace un año este apoyo dentro y fuera de Puerto Rico. En el Congreso de Estados Unidos, tener el apoyo tanto de Orrin Hatch, como de Elizabeth Warren, la verdad es que da muestras de que el problema de datos y de estadísticas de Puerto Rico está afectando a Estados Unidos y a personas de ambos partidos nacionales”, expresó Mario Marazzi.

“Demuestra que es algo que tenemos que empezar ya a tratar con mayor seriedad y cuando el apoyo viene de sobre 50 organizaciones internacionales de ciencia y de estadísticas… realmente me siento más que honrado”, agregó.

Cruz, por su parte, reconoció la difícil coyuntura que enfrenta el país y adelantó el papel que puede jugar el Instituto. “Estamos es un momento muy particular. El gobierno tiene muchos retos. Estamos en un proceso de quiebra y en un proceso de recuperación luego de un huracán, así que los retos son aún mayores y creo que el Instituto puede jugar un rol esencial en este proceso por la necesidad de tener buenas estadísticas y medir el progreso del país, luego del huracán y el progreso del país en este proceso de quiebra”, expresó.

“Me tomo esa responsabilidad como presidente de expresarle al gobierno nuestra disposición a trabajar con el gobierno, ayudar al gobierno. El Instituto mantiene y mantendrá siempre ese sentido de independencia pero la realidad es que hay mucha necesidad y el gobierno tiene mucha necesidad, y tiene muchos retos”, recalcó.

Uno de los principales retos que enfrenta el gobierno de Puerto Rico en este proceso de recuperación es el acceso a los fondos federales que están disponibles para la isla, pero cuyo desembolso está condicionado a los controles y métricas que pueda garantizar la administración local.

“Nosotros en Puerto Rico tenemos una oportunidad con estos fondos, pero va a ser bien difícil hacer un análisis del uso de esos fondos si la información no está disponible y solo se tiene años después. La habilidad de tener la información en el momento va a ser crítica para que cuando miremos atrás digamos que hicimos la mejor inversión con este dinero”, sostuvo Cruz.

Marazzi coincidió y afirmó que están convencido que para lograr que los fondos de recuperación fluyan a Puerto Rico, el gobierno necesita el prestigio de la credibilidad de ejecución que el Instituto de Estadísticas provee en cuanto a la transparencia y la rendición de cuentas.

“El valor que tiene el Instituto más allá de lo que hace, es esa confianza que tomó años en desarrollarse y eso puede ser apalancado por el gobierno, y esa confianza que el Instituto ha desarrollado puede facilitar ese flujo de fondos. Hay un activo que tiene el gobierno de Puerto Rico que puede utilizar para beneficio de todos y para beneficio del propio gobierno”, declaró Cruz.

Mientras tanto, la entidad sigue adelante cumpliendo con sus deberes ministeriales y desarrollando sus proyectos, entre los que se incluyen el de la “Transparencia Financiera”, mediante acuerdos con los municipios; la realización de la Encuesta del Gasto del Consumidor; y la transformación de la contabilidad macroeconómica del país, que es su principal proyecto.


💬Ver 0 comentarios