Los estadounidenses están optando por vacacionar en lugares cálidos, como Miami, donde ya se han liberado las medidas de aislamiento y pueden hacer actividades al aire libre. (EFE)

A medida que en Estados Unidos se relajan las restricciones impuestas a la población para controlar la pandemia de coronavirus COVID-19, aumenta la demanda de habitaciones de hotel y se reduce la preocupación de los consumidores respecto a los viajes, lo que representa un área de oportunidad para la isla, de acuerdo con datos provistos por la organización de mercadeo de destino (DMO, en inglés) Discover Puerto Rico.

“El pico de preocupación de los consumidores sobre la seguridad de los viajes fue a principios de abril. Desde entonces, se ha ido reduciendo lentamente, ya que la seguridad percibida de las actividades, incluyendo los hoteles y viajes aéreos, casi volvió al nivel cuando la encuesta comenzó a mediados de marzo”, expresó el DMO en una actualización de investigación enviada a miembros de la industria turística en Puerto Rico.

Aludió a los resultados de encuestas realizadas por la firma Destination Analysts durante las últimas diez semanas a potenciales viajeros en Estados Unidos, mercado de donde proviene más de un 90% de los turistas que llegan a la isla.

De hecho, en Estados Unidos ya se aprecia un alza en la tasa de ocupación hotelera: de 22% que estaba el 5 de abril, subió a 30% el pasado 3 de mayo, de acuerdo con la firma STR. En ese periodo, la tasa de ocupación de habitaciones de hotel en Puerto Rico se mantuvo en 5%.

El vicepresidente senior de información sobre alojamiento de STR, Jan Freitag, atribuyó el aumento en el promedio de ocupación de hoteles de Estados Unidos a la disminución de las restricciones en Texas y Florida. “El primer fin de semana real con restricciones de COVID-19 suavizadas, mostró un aumento obvio en la demanda de hoteles, especialmente en lugares populares de ocio y de clima cálido”, dijo Freitag, citado por el documento de Discover Puerto Rico.

El informe del DMO añade que menos de la mitad de los consumidores encuestados por Destination Analysts ha decidido a dónde ir en su próximo viaje de ocio, mientras que una cuarta parte anticipa viajar más de 1,000 millas. Por lo general, menos del 10% de los consumidores recorre esta distancia en viajes de placer.

“Ambas métricas, así como el continuo sentimiento de los consumidores de que quieren visitar una playa doméstica para su próximo viaje, apuntan a que Puerto Rico está bien posicionado para la recuperación una vez la isla haga su reapertura”, concluyó el documento.


💬Ver 0 comentarios