Uno de los sectores más afectados por la falta de trabajadores ha sido el de café, situación que ha retrasado aún más su recuperación. (GFR Media) (semisquare-x3)
Uno de los sectores más afectados por la falta de trabajadores ha sido el de café, situación que ha retrasado aún más su recuperación. (GFR Media)

La mano de obra agrícola está escasa, y esa escasez podría frustrar los planes gubernamentales de duplicar la producción del agro puertorriqueño y, más cercano aún, dilatar la esperada recuperación de la industria cafetalera, sector que históricamente ha confrontado problemas para reclutar trabajadores.

La estadística mas reciente del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos fija el total de empleos en la agricultura en apenas 19,000 personas, de las cuales 14,000 son asalariados y 5,000 laboran por cuenta propia.

Esa cifra representa el 1.9% del total de personas que, según la agencia, estaban empleadas en diciembre y que ellos estimaron en un millón.

El reto de reclutar trabajadores para labores agrícolas lo reconocen todos los componentes del sector, incluyendo las empresas de biotecnología agrícola, que esta temporada alta están enfrentando mayor dificultad.

El problema lo reconoció incluso la agencia federal Farm Credit, que lo ubicó como uno de los cinco retos principales del sector para el pasado año 2018, tras el paso de los huracanes Irma y María.

La migración que siguió a esos desastres y la demanda que generaron por mano de obra no diestra en el sector de la construcción, se han señalado como nuevos elementos en lo que ya era una situación complicada.

“Cada sector tiene sus limitaciones y problemas. Los más que sufren ese problema son los agricultores de la montaña”, dijo el presidente de la Asociación de Agricultores, Héctor Cordero. Resaltó que se trata de un sector intensivo en mano de obra, con la dificultad adicional de que son trabajos temporeros. “Cuando acaba la cosecha son poquitos los que se quedan y el no tener un empleo seguro, provoca que no miren hacia la agricultura”.

La presidenta del sector de café de la Asociación, Iris Jannette Rodríguez, confirmó que este es uno de los sectores que más se puede afectar por la situación y retrasar la recuperación de la cosecha.

“Muchos de esos trabajadores se fueron. Ante el hecho de que no hubo café para sembrar en 2018, muchos de ellos migraron o buscaron otro tipo de trabajo. Cuando pasó el huracán se fueron para el sector de la construcción”, señaló.

No descartó que la situación se agrave con el anuncio de plazas disponibles adicionales en la construcción. “Tendrían que darse mejores condiciones para que regresen”, dijo.

La directora ejecutiva de la Asociación de la Industria de Biotecnología Agrícola de Puerto Rico (Prabia, en inglés), Beatriz Carrión, indicó que estas empresas mantienen sus trabajadores permanentes y están ahora reclutando trabajadores agrícolas para la que es su temporada alta.

“La realidad es que la disponibilidad ha sido retante. Se ha conseguido mano de obra a través de las agencias que utilizan estas empresas. Inclusive el conseguir personas con el alto nivel de peritaje de trabajar la tierra se ha vuelto un poco difícil”, señaló.

La portavoz de este sector especializado resaltó que estas empresas ofrecen salarios competitivos y destacó que sus agrónomos son los mejores pagados de la industria. “Somos el mayor empleador”, dijo. Informó además que las siete empresas que integran la organización emplean en conjunto cerca de 5,000 trabajadores.

“La mano de obra en la agricultura es uno de los grandes retos. No es solamente aumentar cuerdaje, sembrar o criar más. El reto es cosechar, aumentar y que más puertorriqueños obtengan su sustento en la agricultura”, afirmó por su parte del Secretario de Agricultura, Carlos Flores.

Atribuyó la mayor escasez al hecho de que “hemos perdido parte de la población, hay distintas ofertas de trabajo que pueden ser más atractivas para los empleados y hay muchos programas federales que están dando ayudas y el sector agrícola es el primero que siente estos cambios”.

Recalcó que es necesario que más personas entren al campo laboral en Puerto Rico y recordó que por tratarse de una labor en muchos casos temporera, los beneficios y ayudas que se reciben, tales como el Programa de Asistencia Nutricional (PAN) y el plan de salud gubernamental, no se afectan cuando se labora en la agricultura.


💬Ver 0 comentarios