(horizontal-x3)
La entidad sin fines de lucro, cuenta con 300 empleados: 120 a tiempo completo y 180 a tiempo parcial. ([email protected])

Por tercer año consecutivo, Boys & Girls Clubs of Puerto Rico (BGCPR) es seleccionada entre los Mejores Patronos.

El logro cobra mayor relevancia en tiempos en que las organizaciones sin fines de lucro y de base comunitaria, como Boys & Girls Clubs, han visto mermas en los fondos que reciben por parte del gobierno local como consecuencia de la precaria situación fiscal de este.

“Con todas las repercusiones que ha tenido la problemática económica y todos los cambios en política pública, hemos trabajado en mantener beneficios que puedan contribuir a la calidad de vida de nuestros líderes profesionales”, informó Niulka Quiñones, líder principal de Recursos Humanos de BGCPR, entidad que cuenta con 300 empleados: 120 a tiempo completo y 180 a tiempo parcial.

“Es importante cómo se conecta la misión de la organización, que trabaja con niños y jóvenes, con el empleado, más allá de la jornada. Por ejemplo, nuestros empleados pueden traer a sus hijos al lugar de trabajo en cualquier momento”, resaltó Olga Ramos, presidenta de la institución. “También tenemos la flexibilidad de entrar más tarde, salir más temprano o ajustarnos a las necesidades de los empleados porque las familias de nosotros son parte de la familia de Boys & Girls Clubs”.

Otros aspectos relevantes son el desarrollo y las oportunidades de crecimiento del personal, coincidieron las entrevistadas. “Quizás no podemos pagar estudios universitarios o adiestramientos costosos, pero sí podemos crear herramientas como tener pares ayudando a desarrollar a otros pares, o hacer alianzas profesionales con universidades u otras instituciones que puedan ayudar al desarrollo profesional de los líderes, y es de las cosas que nuestros empleados más valoran”, destacó Quiñones.

Desempeño y promociones.

Indicó que hay beneficios, como bonos, que se atan al desempeño. Este se mide mediante evaluaciones anuales, que a su vez están vinculadas con el plan de acción que cada empleado trabaja con su supervisor y alineado a la estrategia de la organización.

“Dentro de esas prácticas, este año hemos logrado promover a 20 líderes dentro de la organización, ocho de ellos en puestos gerenciales o directivos. Muchos de ellos han venido desempeñándose desde puestos ‘part-time’, aprendiendo y desarrollándose”, indicó Quiñones. Agregó que en la plantilla hay, incluso, personas que en su juventud participaron de los programas que se ofrecen en los 13 centros de BGCPR, institución que brinda apoyo luego del horario escolar a menores de 6 a 18 años en desventaja social, económica y familiar.

Otras prácticas incluyen mantener canales de comunicación abiertos con los empleados, desde foros semanales y asambleas dos veces al año, correos electrónicos y un grupo cerrado en la red social Facebook donde se comparten logros y mejores prácticas, hasta una campana en cada club que se tañe para reunir al personal y hacerle saber buenas noticias.

“Nuestros empleados saben que aunque estemos pasando por un momento difícil, nosotros somos transparentes. Buscamos la forma de que ellos sepan que estamos buscando todas las estrategias posibles para la sustentabilidad de nuestra organización y que la empleomanía y el recurso humano es una de nuestras prioridades”, aseguró Joan Rivera, líder gerente de Operaciones.

También buscan incentivar el sentido de pertenencia en una plantilla eminentemente joven –un 61% son “millennials”-, ya sea regalándoles camisetas alusivas a la organización a modo de reconocimiento, u organizando a los empleados para proveer meriendas para todos.

A todos los trabajadores se les llama líderes porque, dentro de la cultura de la entidad, el liderazgo es compartido y todos pueden aportar ideas y transformar la organización, sin importar el puesto que ocupan.

Los esfuerzos han redundado en que la tasa de retención de empleados en puestos estratégicos esté en 88%, esto a pesar de los niveles altos de rotación entre su personal a tiempo parcial, que en su mayoría son jóvenes para los que esta es su primera experiencia laboral.

A juicio de Rivera, “no hay forma de que nuestros participantes estén bien sin que nuestros empleados sean el mayor capital para nosotros. Eso ellos lo ven, lo saben, lo sienten y se ve en los resultados”.


💬Ver 0 comentarios