Desde la izquierda: Lee Vanessa Feliciano, ejecutiva regional de la Cruz Roja, Lucy Crespo, principal oficial del FCTI, Ana Montero, de la Cruz Roja Americana; Bárbara Rivera, directora de programa del FCTI; y Genoveva Lozada, Presidenta de la Asociación. (horizontal-x3)
Desde la izquierda: Lee Vanessa Feliciano, ejecutiva regional de la Cruz Roja, Lucy Crespo, principal oficial del FCTI, Ana Montero, de la Cruz Roja Americana; Bárbara Rivera, directora de programa del FCTI; y Genoveva Lozada, Presidenta de la Asociación.

Las Piedras - La Cruz Roja Americana, en colaboración con el Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico, lanzaron ayer un proyecto de apoyo a pequeños agricultores puertorriqueños que se conocerá como Recuperación Agrícola. El mismo cuenta con una inversión de sobre $3.3 millones, así como un programa educativo sobre empresarismo y sobre la preparación para futuros desastres.

El anuncio se hizo en la finca Rivera del Barrio Montones de Las Piedras, propiedad de la agroempresaria Genoveva Lozada, quien es presidenta de la Asociación de Mujeres Agroempresarias y representante de uno de los tres grupos que recibirán prioridad en este proyecto.

Los otros dos sectores que cualifican para el programa son los veteranos y los agricultores que desarrollan proyectos agroecológicos, informó la Ejecutiva Regional de la Cruz Roja Americana, Capítulo de Puerto Rico, Lee Vanessa Feliciano.

Explicó que la iniciativa está enmarcada en proyectos de recuperación que la organización está desarrollando en Puerto Rico basados en cuatro pilares que son: resiliencia comunitaria, energía constante, agua limpia y salud comunitaria.

Este programa de Recuperación Agrícola cae dentro del pilar de resiliencia comunitaria ya que, según Feliciano, el objetivo es ayudar a las agricultoras, principalmente, así como a los veteranos y veteranas del país para que puedan empezar a trabajar nuevamente sus fincas.

“Estamos invirtiendo $3 millones con el objetivo de impactar 450 agricultores en la isla. Vamos a educar, con el apoyo del Fideicomiso, sobre cómo aumentar la compra de productos locales; se va a ofrecer capacitación para desarrollo de negocio, vamos a educar en preparación de desastres y prácticas de conservación de agricultura ecológica”, dijo al resumir el alcance de la propuesta.

Lucy Crespo, directora ejecutiva del Fideicomiso, explicó que esa entidad estará aportando sobre $300,000 en la colaboración de sus equipos de trabajo y otras entidades asociadas con la organización para desarrollar el área educativa y de entrenamiento.

Este programa, dijo, ofrece un gran valor “ya que es un programa integrado y completo, ya que se va a proveer ayuda directa a los agricultores para su quehacer diario, pero adicional vamos a estar desarrollando nuevas destrezas para mejorar los negocios, aumentar el valor en la cadena alimenticia y los vamos a entrenar también en el área tecnológica”.

La anfitriona agradeció la selección de su finca para el anuncio de la actividad y señaló que la misma está aún en recuperación, después del azote del huracán.

“Poco a poco hemos ido adelantando, hemos sido valientes, enfrentarnos a una destrucción como la que tuvimos no fue fácil”, dijo refiriéndose a los agricultores que han mantenido actividad.

El programa inició ayer y se extenderá hasta que se agoten los fondos.


💬Ver 0 comentarios