Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Natalie Jaresko

La directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal, Natalie Jaresko, indicó hoy que Puerto Rico necesita inversiones urgentes en infraestructura para asegurar la continuidad de los servicios básicos como el agua y el manejo de desperdicios sólidos, así como para lograr los objetivos del plan fiscal certificado por el ente federal.

Sin embargo, Jaresko aceptó que ante la precaria posición financiera del Gobierno, el capital para el desarrollo de tales obras tendrá que venir del sector privado, en especial, a través del mecanismo de alianzas público privadas (APP).

Jaresko hizo sus expresiones en la primera Cumbre de APP bajo la administración de Ricardo Rosselló, evento de dos días de duración y que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones de Puerto Rico.

La presentación de Jaresko supuso su primera comparecencia pública desde que fue contratada por la Junta para procurar la implementación del plan fiscal. Dicho documento constituye el punto de partida para la renegociación de la deuda pública y un programa de recortes e impuestos que según estimados de la propia entidad federal achicará la economía local en al menos 4% en los próximos dos años.

De acuerdo con Jaresko, Puerto Rico necesitará una inversión de al menos $1,600 millones para cumplir con los objetivos establecidos en el plan, aunque la ejecutiva no precisó el período de tiempo en que debería allegarse esa cantidad de capital a la Isla.

El plan fiscal presentado por la administración de Rosselló, pero que descansa en supuestos económicos y contingencias de recortes establecidos por la Junta, propone invertir unos $5,000 millones en un plazo de tres años, utilizando el mecanismo de las APP.

Esa cifra, según Jaresko, haría una contribución favorable anual al producto bruto de Puerto Rico en el orden de 1.6%.

Jaresko, de ascendencia ucraniana, instó a la audiencia -en su mayoría integrada por representantes de firmas de inversión y de desarrollo provenientes de Estados Unidos- a unirse a ella en el proceso de “restaurar, rehabilitar y revitalizar la economía” de la Isla, al tiempo que subrayó que la aprobación de la ley federal PROMESA ofrece al sector privado confianza para invertir en la Isla.

“La revitalización de la infraestructura de Puerto Rico es uno de los proyectos principales por los cuales la (JSF) es responsable de desarrollar e implementar bajo el Título V de esta legislación”, destacó Jaresko en referencia a lasección de la ley federal PROMESA que ordena a la Junta dar paso a un programa de proyectos críticos de infraestructura, cuya viabilidad y permisos se evaluarían de manera expedita.

“El éxito de este programa será resultado de una alianza entre el gobierno de Puerto Rico, agencias federales e inversionistas privados que respaldará el crecimiento económico de Puerto Rico”, agregó.

Al ofrecer detalles del proceso de análisis de proyectos de infraestructura que tendrá a su cargo el ente federal, a través de la figura del coordinador de revitalización que creó PROMESA, Jaresko explicó a la audiencia que el ente federal no pretende competir con los procesos que también llevará a cabo el Gobierno en materia de APP.

Aclaró que en el objetivo de la Junta es colaborar con el Gobierno para que dichos proyectos se lleven a término y que el momento para invertir en la Isla es ahora. Ello, porque el plan fiscal ofrece una proyección a 10 años acerca del desempeño de las finanzas públicas, el pago de la deuda y los objetivos económicos que ha fijado el Gobierno.

Según Jaresko, aunque en materia de infraestructura Puerto Rico parece ubicarse entre las primeras 40 posiciones de los índices de competitividad del Foro Económico Mundial (WEF, en inglés), la infraestructura de la Isla está rezagada en relación a Estados Unidos y carece de mantenimiento adecuado.

El establecimiento de un programa de inversión de infraestructura es una de las encomiendas establecidas en PROMESA, cuya implementación -según el calendario del estatuto- parecía tener más urgencia que incluso la aprobación del plan fiscal.

Empero, a pesar de que el año pasado, la Junta presentó una terna de candidatos al exgobernador Alejandro García Padilla y este designó a Aaron Bielenberg, de la firma McKinsey & Co., como coordinador de revitalización no se conoce de ningún avance concreto en el tema.

Este viernes, casi ocho meses después de que se designara a los integrantes de la JSF, Jaresko indicó que la Junta comienza a organizar el equipo de trabajo que atenderá el asunto.

La ejecutiva no estuvo disponible para contestar preguntas de la prensa.


💬Ver 0 comentarios