(semisquare-x3)
La directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko. (GFR Media)

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) informó hoy, martes, que aprobó el presupuesto del Negociado de Energía y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) mientras todavía examina el presupuesto de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

En un parte de prensa, la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, indicó que el presupuesto para la entidad sucesora de la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR) rondará unos $7.6 millones.

“La presencia de un regulador fuerte e independiente es un elemento clave para infundir confianza, estabilidad y previsibilidad al mercado energético de Puerto Rico en su proceso de transición hacia un sistema moderno de energía”, indicó Jaresko en declaraciones escritas.

Entre las condiciones establecidas por la JSF para certificar el presupuesto del Negociado figuran el que esa dependencia cuente con un cuadro “robusto” de personal de carrera.

El Negociado de Energía forma es la entidad sucesora de la CEPR y es parte de una nueva Comisión de Servicio Público, cuya estructura fue objeto de controversias entre la JSF y la administración de Ricardo Rosselló Nevares durante la primera mitad de este año. Ello, ante la preocupación de que el regulador responsable del nuevo mercado energético de la isla no posea independencia suficiente para desempeñar su labor.

En el caso de la AAA, el presupuesto aprobado es cónsono con el plan fiscal de la corporación pública, certificado por la JSF en agosto pasado.

Por su parte, el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Christian Sobrino Vega, indicó que la decisión del organismo federal creado a través de Promesa, es respuesta al planteamiento que hizo el gobierno.

“El compromiso de la administración Rosselló es a favor de un regulador energético fuerte con los recursos necesarios para cumplir dicha misión. Los recursos originalmente aprobados por la JSF eran insuficientes y nos complace que la JSF lo reconozca”, indicó Sobrino en declaraciones escritas.

Mientras, Sobrino explicó que la Aafaf y la AAA analizan las modificaciones presupuestarias que hizo la JSF, pero de entrada destacó que los cambios efectuados por el organismo federal contemplan eliminar el pago del bono de navidad, un asunto que para el gobierno no es aceptable.

“Dicho curso de acción es innecesario e imprudente ya que la AAA cuenta con los fondos y ha ejecutado los ahorros necesarios para pagar el bono sin afectar el presupuesto de la corporación pública”, indicó Sobrino al reiterar que el gobierno se propone honrar esa obligación.


💬Ver 0 comentarios