El presidente de la Junta, José Carrión, y al fondo, la directora ejecutiva del ente fiscal, Natalie Jaresko.  (GFR Media) (semisquare-x3)
El presidente de la Junta, José Carrión, y al fondo, la directora ejecutiva del ente fiscal, Natalie Jaresko. (GFR Media)

La directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Natalie Jaresko, escribió este martes al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, y al homólogo de este en la Cámara baja, Carlos “Johnny” Méndez, para indicarle que de ahora en adelante, esa rama de gobierno tendrá que rendir cuentas sobre cómo gasta su presupuesto.

De acuerdo con una misiva publicada por el organismo federal este martes, el Senado y la Cámara de Representantes tendrán que informar mensualmente los niveles de liquidez de las cuentas de ambos cuerpos legislativos y los gastos de esa rama de gobierno en relación al presupuesto.

De igual forma, reza la carta de Jaresko, Rivera Schatz y Méndez tendrán que informar a la JSF, los niveles de asistencia de los legisladores y empleados de la rama legislativa.

La determinación de la JSF de rendición de cuentas también aplica a los jueces del Tribunal Supremo y al resto de los empleados de la rama Judicial, a la Oficina de Ética Gubernamental, la Comisión de Derechos Civiles, el Procurador del Ciudadano, la Oficina del Contralor.

“Estamos disponibles para discutir a su mejor conveniencia estos requisitos y los formularios modelo”, indicó Jaresko en su misiva a los líderes legislativos en la que sugiere calendarizar el encuentro para la semana próxima.

La movida de la JSF, según la misiva, supone que el organismo federal tenga acceso a la información financiera de todas las ramas de gobierno del territorio estadounidense, una facultad que habría sido concedida a través de la ley federal Promesa.

Al presente, la Junta exige a la rama Ejecutiva un informe semanal de sus niveles de liquidez y también requiere que se publiquen informes acerca de la asistencia de los empleados públicos. En lo que toca al presupuesto, el Ejecutivo debe presentar a la JSF un informe acerca del monto de los gastos por trimestre y cómo estos comparan con las proyecciones de egresos que se proyectaron al inicio del año fiscal.

El requisito de divulgación a la Legislatura surge a solo semanas de que la jueza Laura Taylor Swain haya desestimado una demanda de Rivera Schatz y Méndez en la que se alegaba que la JSF usurpaba sus poderes. Esto, por haber aprobado un presupuesto para el gobierno de Puerto Rico y dejar de lado el presupuesto que aprobó esa rama de gobierno y que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares convirtió en ley.

La JSF alegó con éxito ante Swain que se vio obligada a certificar un presupuesto para el gobierno, luego de que la rama Legislativa no derogara la Ley 80 de Despìdo Injustificado, lo que implicaría que el presupuesto aprobado no era cónsono con el plan fiscal.

Los líderes legislativos han planteado que consideran apelar el fallo de Swain en el foro apelativo federal, pero a la fecha, no ha sucedido.


💬Ver 0 comentarios