Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

José Carrión, presidente de la Junta de Supervisión Fical. (GFR Media) (horizontal-x3)
José Carrión, presidente de la Junta de Supervisión Fical. (GFR Media)

Ante la no aprobación de las reformas estructurales que solicitó, la Junta de SupervisiónFiscal (JSF) indicó esta mañana que ajustará nuevamente el plan fiscal certificado del gobierno central, lo que implica regresar a las condiciones de austeridad y cambios estructurales que se adoptaron en abril pasado.

La decisión de la JSF supone, al momento, que se ha puesto fin al acuerdo que el organismo federal y el gobernador Ricardo Rosselló Nevares alcanzaron en mayo pasado y que permitía aumentar el presupuesto de ciertas agencias, no tocar el presupuesto de la Legislatura y dar fondos a municipios a cambio de derogar la ley que concede protecciones a los trabajadores del sector privado en caso de un despido injustificado.

“El nuevo plan fiscal incluye un plan de reformas estructurales y medidas fiscales que, de implementarse, brindarían a los puertorriqueños lo que necesitan y se merecen: una economía en crecimiento con más y mejores empleos, una infraestructura resistente y un sector público efectivo y eficiente”, dijo José Carrión, presidente de la Junta.

“Aunque las reformas estructurales siguen siendo esenciales para frenar la pérdida de empleos y negocios en la Isla y superar la crisis financiera a largo plazo de Puerto Rico, sin una reforma laboral abarcadora, el camino se hace más difícil”, agregó.

En abril pasado, la JSF certificó un nuevo plan fiscal para el gobierno central y otras agencias a fin de que la hoja correctiva que debe servir de referencia para renegociar la deuda de la isla en corte reflejara la nueva realidad de Puerto Rico tras el paso del huracán María.

La decisión del organismo federal fue notificada en una misiva enviada al gobernador y a los presidentes legislativos, Thomas Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez esta mañana. La JSF tenía programado certificar el presupuesto del gobernador hoy, pero ayer suspendió la reunión que tenía en agenda con la expectativa de dar otra oportunidad a la legislatura.

Esa rama de gobierno ha planteado que aprobaría el presupuesto no más tarde de mañana, lo que sería cónsono con la Constitución.

“La Legislatura fracasó en aprobar el componente más importante del paquete de reforma laboral -la derogación de la Ley 80 y convertir a Puerto Rico en una jurisdicción de empleo a voluntad- como se requiere en el nuevo plan fiscal”, indicó el presidente de la JSF, José B. Carrión, en la carta que envió esta mañana.

Para la JSF, la derogación de la Ley 80 era la medida que más impacto económico tendría en el conjunto de reformas y cambios en el gasto público contenidos en el plan fiscal. Desde la perspectiva del organismo, no puede llegarse a un entendido con los bonistas si la economía de Puerto Rico no vuelve a crecer sostenidamente.

En ese sentido, la JSF ha planteado que las reformas se implementen con celeridad y lo más temprano en el proceso de ajuste, según lo han hecho economías como Suiza, considerada entre las más competitivas del mundo.

Carta de la Junta sobre el plan fiscal by El Nuevo Día on Scribd

Fuera la reforma contributiva y el bono de Navidad

Ahora, partiendo de lo aprobado por la JSF en abril pasado, se tiran por la borda las concesiones que hizo el organismo federal en cuanto a los aumentos presupuestarios que negoció Rosselló y que incluían no tocar el presupuesto de la Legislatura.

Pero también se hacen sal y agua, los fondos para otorgar becas a los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico y a los municipios y la reforma contributiva, que tampoco ha sido aprobada por la asamblea legislativa.

De igual forma, se reactivarían las medidas de recortes en gasto requeridas por la JSF y que incluían eliminar el pago del bono de navidad para los empleados públicos.

La decisión de la JSF se produce al tiempo en que cinco exgobernadores han hecho un llamado a una tregua política a través de Medios por Puerto Rico, una iniciativa que agrupa a diversos medios de comunicación en la isla y que anoche lanzó su primera entrega periodística “Detrás de la Promesa”, un proyecto reporteril analítico sobre los eventos en torno a la ley federal que proveyó un mecanismo para renegociar la deuda de la isla y que a dos años de su aprobación, todavía no ha dejado resultados concretos.

En dicho encuentro, la exgobernadora Sila M. Calderón catalogó como “increíble” que la Ley 80 hubiera detenido el proceso de diálogo para lograr la aprobación de un presupuesto y comenzar la implementación del plan fiscal.

Carrión indicó en su misiva que el organismo federal esperará hasta mañana, 30 de junio porque la Legislatura apruebe su presupuesto y si este, no es cónsono con el plan fiscal, certificarán el suyo.


💬Ver 0 comentarios