Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El informe estima que se han asignado $33,000 millones en ayuda federal. (GFR Media) (horizontal-x3)
El informe estima que se han asignado $33,000 millones en ayuda federal. (GFR Media)

La agencia crediticia Moody's divulgó hoy un informe sobre el Estado Libre Asociado de Puerto Rico en el que se destaca su delicada situación económica, coincidiendo con el inicio de la temporada de huracanes en el Atlántico y cuando la isla se recupera todavía de los efectos del ciclón María.

Moody's explica que la debilidad de la economía de Puerto Rico es resultado de la combinación de unas finanzas débiles, los graves daños causados por el huracán María, la emigración acelerada y unas infraestructuras frágiles.

El informe recuerda que según las últimas estimaciones, las aseguradoras cifran las pérdidas económicas totales a causa de los huracanes de 2017 en aproximadamente 70.000 millones de dólares o aproximadamente el 100% del Producto Nacional Bruto (PNB) de 2016.

La situación descrita, señala el informe, tendrá repercusiones en la millonaria deuda de la isla, actualmente en proceso de reestructuración bajo supervisión de un tribunal federal.

El informe subraya además que la economía de Puerto Rico se contraerá entre un 6% y un 7% este año y en 2019 se mantendrá por debajo de los niveles de antes del huracán María.

Las previsiones de Moody's no prevén un impulso significativo de la economía por las reformas estructurales previstas en los diversos planes fiscales posteriores al huracán, en el caso de que se implementaran.

La emigración se acelera, con un 6% de la población de la isla abandonando el territorio caribeño el año pasado, un flujo de población que Moody's no espera se detenga, lo que agravará la situación.

La agencia crediticia destaca que la tasa de participación laboral de Puerto Rico es la más baja de todo Estados Unidos, con un 40% en comparación con casi el 63% a nivel nacional.

El informe estima que se han asignado $33,000 millones en ayuda federal a Puerto Rico, de los cuales solo se ha pagado todavía una parte.

Moody's atribuye la lentitud del desembolso de fondos de ayuda a factores como la gran superficie afectada y la limitación que supone que el representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington no tenga voto.

El informe apunta que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema, por sus siglas en inglés) recibió más de 1 millón de solicitudes de ayuda, pero que denegó 330,000 debido a documentación insuficiente.

Moody's indica que gran parte del dinero de la ayuda federal no se quedará en la isla, dadas las limitaciones de mano de obra y materiales, lo que obligará a importar mano de obra y equipo.

En su último plan fiscal, la Junta de Supervisión Fiscal estima que solo 12.5 centavos de cada dólar de ayuda federal tendrá un impacto directo en la economía local.


💬Ver 0 comentarios