(semisquare-x3)
La casa evaluadora Moody’s favorece el acuerdo entre el grupo organizado de bonistas y la aseguradora Assured Guaranty con la AEE. (GFR Media)

Aunque prevalece la incertidumbre, la casa evaluadora de crédito Moody’s Investors Service entiende que el acuerdo entre el grupo organizado de bonistas (Ad Hoc-AEE) y la aseguradora Assured Guaranty con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), que además se encuentra ante la consideración de la jueza Laura Taylor Swain, constituye un paso de avance para que la corporación pública salga del proceso de bancarrota.

Según un análisis suscrito por Richard E. Donner, vicepresidente de Análisis Crediticio para Moody’s, aunque el RSA está sujeto a un número de condiciones, la jueza Swain podría darle paso al acuerdo, a pesar de que la corporación pública no logre obtener la cuota mínima de respaldo por parte de los bonistas y que se ha fijado en 67%. De consumarse tal evento, el RSA en la AEE sería la tercera reestructuración en el proceso de ajuste de deudas del territorio estadounidense bajo la ley federal Promesa.

“A diferencia de otras titulizaciones, el cargo de transición es fijo y no tiene un mecanismo de (ajuste al alza) a través del cual, el cargo se ajustaría si las ventas de electricidad son más bajas de lo esperado”, indicó Donner.

De acuerdo con el comentario de Moody’s, el RSA con el Ad Hoc-AEE y Assured constituye “un desarrollo significativo” porque la JSF ya dio su visto bueno y la aseguradora municipal que antes mostraba reservas, ahora suscribe los términos del pacto.

“Como siempre pasa en asuntos relacionados a la AEE, prevalece un alto grado de incertidumbre acerca de si este plan de reestructuración puede o será implementado, incluyendo el riesgo de ejecución. La asequibilidad ante una base económica en problemas continúa siendo un ‘issue’”, agregó el analista. “Además, existe el potencial para litigios adicionales porque otros acreedores podrían cuestionar (el RSA) y la moción de las aseguradoras municipales (para designar un síndico en la AEE) continúa en pie durante esta etapa”.

Más intereses de lo permitido en ley

La semana pasada, El Nuevo Día reportó múltiples detalles del acuerdo que, en principio, reduciría en cerca de 30% el principal adeudado por la AEE por concepto de bonos. Entre otras cosas, reseñó que el RSA estará libre de cumplir con unas 16 leyes del gobierno puertorriqueño ahora vigentes, y citando expertos, se dijo que el acuerdo requiere un cargo inicial o de transacción de un centavo el kilovatio hora (kvh) que se aplicaría a partir del 1 de julio y que implicaría un alza de 5% en la tarifa de electricidad que pagan los abonados.

De acuerdo con Donner, dicho cargo de transacción daría un flujo de efectivo a los bonistas mientras entra en vigor el cargo de transición.

Donner destacó que como parte del RSA, los bonistas de la AEE recibirían unos 67.5 centavos por cada dólar que prestaron a la AEE, así como intereses a razón de 5.25%, rendimiento por el que no pagarán impuestos. Según el RSA, si la AEE no llegara a pagar intereses a los bonistas, se acumulará en lo adeudado por la corporación pública. Los bonistas tendrán también la oportunidad de recuperar otro 10% del dinero que prestaron inicialmente a la AEE en una segunda serie de bonos pagaderos, una vez se pague la primera serie.

Donner destacó que si esa segunda serie de bonos está sujeta al pago de impuestos, pagaría una tasa de interés de 8.75%. De ser el caso, dichos términos serían contrarios a la Ley 14 de 1972, que establece que Puerto Rico ni sus instrumentalidades pueden pagar más de 8% a sus acreedores a la hora de tomar prestado.

En el caso de Assured, partiendo del informe de Moody’s, la aseguradora tendrá la oportunidad de garantizar los bonos que resulten del intercambio de deuda y recibirá por ello, una prima anual equivalente al 0.50% del principal asegurado. El pago de esa prima también será pagado por los abonados de la AEE, pues esta se incluirá en el cargo de transición que arrancaría en 2.768 centavos kvh una vez entre en vigor el acuerdo y aumentaría escalonadamente hasta ubicarse en 4.552 centavos a partir del año 24 de vigencia de los instrumentos.


💬Ver 0 comentarios