Iraelia Pernas, presidenta de Acodese, advirtió que los seguros de líneas excedentes limitarían los derechos de los consumidores (semisquare-x3)
Iraelia Pernas, presidenta de Acodese, advirtió que los seguros de líneas excedentes limitarían los derechos de los consumidores. (GFR Media)

La Asociación de Compañías de Seguro de Puerto Rico (Acodese) advirtió ayer que las soluciones que ha propuesto la Oficina del Comisionado de Seguros (OCS) y el gobernador Ricardo Rosselló Nevares para atender la escasez de seguros de propiedad y contingencia en ciertos nichos serán un remedio peor que la enfermedad.

Ayer, en una audiencia de la Comisión de Banca y Seguros del Senado, la directora ejecutiva de Acodese, Iraelia Pernas, advirtió que dar paso al proyecto de administración -con la numeración 1727 en la versión radicada en la Cámara de Representantes- expondrá a los consumidores a productos de seguro en los que no podrán reclamar sus derechos. Esto, en caso de que ocurra un evento catastrófico y no puedan cobrar sus reclamaciones.

“Contrario a la mejor intención de abrir las opciones de seguros a los consumidores de Puerto Rico, el proyecto de la Cámara 1727 va a representar el despojarles de toda garantía y no redundará en primas más asequibles”, dijo Pernas durante la audiencia que presidió la senadora Yashira Lebrón Rodríguez.

De esa forma, Pernas rechazó el proyecto que abriría el mercado de seguros de Puerto Rico a aseguradoras que no tienen domicilio en la isla, lo que en el argot técnico se conoce como líneas excedentes.

Según Pernas, el proyecto supone una competencia “desleal” hacia las aseguradoras locales que pagan contribuciones en Puerto Rico, mantienen sus depósitos en la banca local y emplean unas 30,500 de manera directa e indirecta.

El proyecto 1727 permitiría que un corredor busque aseguradoras fuera de Puerto Rico si entiende que el seguro que interesa “podría no estar disponible” en Puerto Rico. Al presente, un consumidor solo puede acudir al mercado de líneas excedentes cuando se comprueba que los aseguradores locales no están dispuestos a asegurar el riesgo en cuestión.

Sin protecciones

Desde la perspectiva de Acodese, abrir la puerta a las líneas excedentes podría ser perjudicial particularmente para los consumidores que se alega se beneficiarían de la medida, entendiéndose por estos, comercios, juntas de condómines, municipios y agencias de gobierno.

Un asegurador de líneas excedentes no es regulado por la OCS.

Ayer, durante la audiencia, el comisionado de Seguros, Jaime Rivera Ríos admitió que si un consumidor adquiere un seguro con líneas excedentes, cualquier situación que tenga el consumidor tendrá que atenerse a las leyes y ventilarse en los tribunales de la jurisdicción donde ubica esa aseguradora. Asimismo, en caso de insolvencia, el consumidor tendría que reclamar a lo que sería el equivalente a la Asociación de Garantías en ese país o estado.

Sin embargo, Rivera Ríos sostuvo que las aseguradorasde líneas excedentes que interesen prestar servicios a consumidores en la isla estarán obligados a tener más capital que las aseguradoras locales, crear un fideicomiso que garantice los seguros otorgados en Puerto Rico y cumplir con las divulgaciones que exige la Asociación Nacional de Comisionados de Seguros (NAIC).

Rivera Ríos dijo que reconocía el rol que han jugado los aseguradores locales en la economía, pero acto seguido, dijo que luego del huracán María, la falta de seguros en ciertos nichos como es el caso de seguros comerciales, gobierno y propiedades costeras, requiere tomar acción.

Para mostrar su punto, Rivera Ríos presentó a los legisladores el caso de un edificio en Isla Verde que luego del huracán María, el complejo solo había recibido una cotización de seguros y que esta representaba un alza de 87% respecto al año anterior.

“Eso para mí no es un mercado de seguros... en esos condominios vive gente”, sostuvo Rivera Ríos al instar a la comisión a dar paso a la medida.


💬Ver 0 comentarios