(semisquare-x3)
El pasado martes, la OCS invocó la Regla 94 del Código de Seguros y emitió una orden contra Integrand. (GFR Media)

La Oficina del Comisionado de Seguros (OCS) emitió ayer una orden de protección de activos contra Integrand Assurance Company como preludio a la intervención del regulador en las operaciones del asegurador a la luz del capítulo 40 del Código de Seguros.

Ayer, el comisionado de Seguros, Javier Rivera Ríos, indicó a El Nuevo Día que la OCS se apresta a intervenir a Integrand, luego de recibir el pasado jueves, una resolución de la junta de directores del asegurador solicitando el remedio.

“Vamos a intervenir en carácter de un rehabilitador, estamos documentando la orden que va al tribunal”, dijo Rivera Ríos a este diario.

Acto seguido, el titular de la OCS dejó claro que le tomó por sorpresa la decisión de Integrand y rechazó que su oficina hubiera contribuido a la situación que encara el asegurador.

Rivera Ríos señaló que no entrará en controversias con un asegurador e insistió en que las decisiones tomadas por la OCS responden al mandato de proteger el interés público y los asegurados.

El pasado martes, la OCS invocó la Regla 94 del Código de Seguros y emitió una orden contra Integrand. Específicamente, la OCS prohibió a Integrand suscribir seguros personales y comerciales contra desastres a nuevos clientes, aumentar el pago de comisiones a los representantes de seguros y pagar dividendos a sus accionistas.

“Si no tomábamos acción, la situación financiera de Integrand podría empeorar y el resultado sería la insolvencia o menoscabo de capital que perjudicaría a asegurados, la industria y al interés público”, dijo Rivera Ríos.

La lectura de Integrand

Desde la perspectiva de Integrand, la orden de la OCS se convirtió en una camisa de fuerza, resultó en órdenes de embargo y en que las compañías de financiamiento se negaran a financiar los seguros de la empresa. Según una declaración de Integrand publicada en El Nuevo Día, la orden de la OCS no dejó otra ruta que el proceso de rehabilitación, por entender que sería “la mejor manera de “proteger los intereses de los asegurados, reclamantes, acreedores y el público en general”.

Para Integrand, según fuentes de este diario, la OCS no ha sido responsiva a su postura de libros abiertos y tampoco recibió apoyo del regulador en torno a los retos asociados con la cobranza de reaseguros, situación que se alega, encaran otros aseguradores.

Integrand cuenta con unos $41 millones en capital, emplea 180 personas y  cuenta con sobre 300 representantes de seguros.

A preguntas de El Nuevo Día, Rivera Ríos dijo que la OCS ha mantenido reuniones con Integrand y que como parte de ese diálogo se le pidió un plan de capitalización. Empero, según Rivera Ríos, lo presentado por Integrand “no es creíble”.

De acuerdo con Rivera Ríos, la propuesta de Integrand descansa en recobrar entre el 80% y 100% de unos $60 millones por concepto de reaseguros, una cifra que es poco probable.

Rivera Ríos agregó que Integrand es el único asegurador que mantiene una disputa de arbitraje con al menos cinco reaseguradores, mantiene cerca de $10 millones en reclamaciones de seguros consignadas y sin pagar, al tiempo que ha demandado a asegurados por supuesto fraude.

Para Rivera Ríos, Integrand pudo objetar la orden bajo la Regla 94.

“La OCS existe para tomar medidas correctivas. Si ellos se allanaron (y pidieron la rehabilitación) es porque la situación es adversa y podría ser peor de lo que conocemos”, dijo Rivera Ríos.

“La semana que viene esperamos que tendremos personal allí, asignaremos un rehabilitador para poder rehabilitar a Integrand, sea con nuevos inversionistas o con nuevas condiciones. No estamos para liquidar empresas sino para velar por el interés público”, insistió Rivera Ríos.

Se expresa A.M. Best

Ayer, la casa acreditadora A.M. Best degradó la fortaleza financiera de Integrand a la categoría “C++”, lo que se considera “marginal” y mantuvo la clasificación bajo revisión con implicaciones negativas.

La casa evaluadora ajustó su lectura de Integrand a la baja por entender que la posición de capital a riesgo del asegurador se ha debilitado ante la continua exposición al riesgo que supone la disputa  por la cobranza de reaseguros y luego de la orden emitida por la OCS bajo la Regla 94.

La decisión de A.M. Best se produce luego de que en noviembre pasado, la firma degradara a Integrand tras conocerse un desborde de reaseguro en el orden de $15 millones.

Según A.M. Best, la restricción a los negocios de Integrand por parte de la OCS, sirvió para revisar, de “limitado” a “muy limitado”, el perfil de negocios del asegurador al igual que su desempeño operacional, en cual, en los pasados años ha estado rezagado en relación a aseguradores comparables.


💬Ver 0 comentarios