(semisquare-x3)
El Comisionado de Seguros, Javier Rivera Ríos, explicó que los microseguros no sustituyen al seguro tradicional de propiedad, y en Puerto Rico, sus primas rondarán los $70 y $600. (GFR Media)

La Oficina del Comisionado de Seguros (OCS) trabaja en el nuevo reglamento de microseguros, el cual permitirá que consumidores que hasta ahora no podían comprar una póliza contra eventos catastróficos puedan tener acceso a dicha protección.

La Ley 246 de noviembre de 2018 autorizó el negocio de los microseguros en Puerto Rico, siendo la primera jurisdicción en Estados Unidos en regular este mercado, según el comisionado Javier Rivera Ríos. El reglamento estará listo en marzo y a partir de entonces, las compañías de seguros de propiedad podrán ofrecer dicho producto, previa autorización del mismo por parte de la OCS.

Rivera Ríos estima que unos 700,000 consumidores podrían estar adquiriendo eventualmente esta protección, muchos de los cuales no contaban con ninguna póliza de seguro cuando ocurrió el huracán María. “Cuando María se recibieron 280,000 reclamaciones, imagínese cuántas personas no tienen seguro en Puerto Rico. Un 60% de la pérdida en María no estaba asegurada”.

Explicó que los microseguros no sustituyen al seguro tradicional de propiedad, y tampoco protegen casas, carros o edificios. “Con el microseguro el consumidor se asegura de recibir una indemnización después de un huracán o terremoto”, dijo Rivera Ríos.

El producto va dirigido a personas que, por su capacidad económica, no tienen dinero para adquirir una póliza de seguros que los proteja en caso de eventos catastróficos -huracán y terremoto-, aunque también está disponible para los que tienen una, la adquieran como complemento. “Con esta legislación Puerto Rico da un paso de avance para que más gente pueda acceder a una cubierta de seguros”, sostuvo.

Cómo funciona

El microseguro utiliza un modelo paramétrico, que no requiere que el asegurado pruebe que tuvo una pérdida. Si ocurre un huracán, basta con que el ojo pase a determinada distancia de la propiedad asegurada -la cual se indicará en la póliza- para que se active la protección; igual sucederá en un terremoto, se determinará el epicentro y la distancia que tuvo de la propiedad. La validación y ubicación de los eventos atmosféricos estará a cargo de las agencias nacionales encargadas de certificar su ocurrencia, dijo Rivera Ríos.

Este tipo de protección lleva 20 años y ha crecido mucho a nivel mundial, sobre todo en mercados donde hay más gente vulnerable económicamente, como América Latina, India o Asia. En África unas 62 millones de personas contaban con microseguros para el año 2014, y en América Latina y el Caribe había más de 52 millones que, al menos, tenían una póliza de microseguros en el 2016, según un estudio de Microinsurance Network y la Fundación Munich Re en 2017.

Las primas de los microseguros rondarán entre $70 y $600 anuales en Puerto Rico, ya que habrá varias escalas de cubiertas, según el grado de protección que se prefiera.

Las indemnizaciones fluctuarán, en promedio, entre $1,000 y $3,000, aunque podrían llegar a $10,000 si se paga una prima más alta. Las aseguradoras tendrán que desembolsar ese dinero en un plazo de siete a 10 días después de ocurrido el evento catastrófico.

“El dinero de la indemnización es para que puedan comprar una planta eléctrica, hacer alguna reparación en el hogar, o adquirir lo que necesiten”, señaló el comisionado.

Como la meta es que este producto esté al alcance de mucha gente, la OCS propiciará que el mismo se pueda comprar a través de las cooperativas o de forma digital, además de mediante agentes y corredores.

Rivera Ríos agregó que las compañías de reaseguro están apoyando este programa de microseguros.


💬Ver 0 comentarios