En diciembre pasado, 180,000 personas trabajaban por su cuenta en Puerto Rico. (semisquare-x3)
En diciembre pasado, 180,000 personas trabajaban por su cuenta en Puerto Rico.

Entre las cinco industrias que se prevé que experimenten el mayor aumento en empleos nuevos de aquí a 2026 en Puerto Rico está el empleo por cuenta propia, de acuerdo con las proyecciones a largo plazo más recientes del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH).

La agencia espera que el trabajo por cuenta propia no incorporado experimente un incremento de 5,428 empleos (o de 4.27%) durante la década que comenzó en 2016 con unos 127,159. La expectativa de la agencia es terminar el 2026 con 132,587 empleos por cuenta propia.

Según datos de la agencia, la cantidad de empleados por cuenta propia va en aumento. En diciembre pasado, 180,000 personas trabajaban por su cuenta, cifra que representa un alza de 19,000 individuos (o 12%) respecto a los 161,000 del mes anterior. A su vez, constituye un incremento de 2,000 (11%) en comparación con los 178,000 de diciembre de 2017.

Al comparar los datos de diciembre de los pasados años, se puede apreciar que el último mes de 2018 tuvo la cantidad de trabajadores por cuenta propia más alta desde 2011, cuando el DTRH reportó, en su informe “Empleo y Desempleo en Puerto Rico”, que en la isla había 185,000 personas autoempleadas.

“El promedio de personas trabajando por su cuenta para el año natural 2018 fue de 165,000, el más alto en diez años”, sostuvo el secretario del Trabajo, Carlos Saavedra. “Demuestra un cambio de paradigma. Mucha gente perdió el empleo después del huracán María (en 2017) y no se quedó de brazos cruzados”.

Con esta apreciación coincidió Viviane Fortuño, presidenta de la empresa de consultoría de recursos humanos y transición de carrera Career Transitions, Inc., quien sostuvo que “como en el pasado tantas personas se quedaron sin empleo, recurrieron a trabajar por servicios profesionales. Son personas que trabajan en línea, trabajan remoto y en horarios flexibles, por lo que ha habido un crecimiento del trabajo por servicios profesionales en contabilidad, funciones administrativas y hasta recursos humanos”.

Aunque estas personas, al recurrir al autoempleo, no suelen contar con los beneficios marginales que tienen muchos empleados asalariados, Saavedra sostuvo que “eso no necesariamente es negativo para la economía, pues lo que vemos es el mercado laboral de Puerto Rico alineándose a la realidad de la economía”.

El funcionario apuntó que “parte de la política pública de nuestro gobierno es incentivar el autoempleo, con programas como Puerto Rico Emprende, de la Compañía de Comercio y Exportación”. Dicho programa ofrece recursos, oportunidades e incentivos a pequeñas y medianas empresas (pymes) locales. Agregó que “varias disposiciones de la reforma laboral estuvieron dirigidas a que las pymes tengan menos costos iniciales”.

Saavedra dijo que parte de esos autoempleos están surgiendo de las industrias creativas y del sector tecnológico, como profesionales que trabajan “freelance” en diseño de aplicaciones para dispositivos móviles o enmantenimiento de cuentas de redes sociales.

Proyecciones para 2026

Según el informe “Proyecciones a Largo Plazo por Industria 2016-2026” del DTRH, las cinco industrias que tendrán un mayor aumento de empleos nuevos durante el mencionado periodo son: servicios de alimentos y lugares de bebidas, que agregará 8,736 puestos para alcanzar un total de 70,228; servicios ambulatorios de salud, que añadirá 7,243 puestos para terminar con 43,777; servicios administrativos, que sumará 6,102 plazas para culminar con 72,958; trabajo por cuenta propia no incorporado, que añadirá 5,428 empleos para ascender a 132,587; y tiendas de productos para salud y cuidado personal, que sumarán 3,774 plazas para totalizar 22,443.

Acerca de las razones para que se proyecte un mayor crecimiento para estos renglones, Saavedra dijo que en el de servicios de alimentos y bebidas están los restaurantes, cuyo desempeño está atado al turismo y a la economía del visitante, que se ha mantenido creciendo en plena crisis económica. Agregó que el envejecimiento de la población impulsará la demanda de bienes y servicios para los adultos mayores, como los servicios ambulatorios de salud y las tiendas de productos para salud y cuidado personal.

El impacto del envejecimiento poblacional también se aprecia en la lista de las cinco industrias que experimentará el mayor crecimiento porcentual en el empleo entre 2016 y 2026: transportación terrestre de pasajeros, que verá un crecimiento de 26.77% en empleos; tiendas de productos para salud y cuidado personal (20.22%); servicios ambulatorios de salud (19.83%); facilidades residenciales de cuido y enfermería (18.33%); e industrias de películas y grabación de sonido (17.95%).

Según el documento, las industrias que tendrán la mayor disminución de empleos son: gobierno estatal (que perderá 18,742 puestos), gobierno local (-6,348), servicios educativos públicos y privados (-4,995), construcción de edificios y viviendas (-2,465), y tiendas de ropa y accesorios (-2,399).

En el caso de la construcción, las proyecciones podrían cambiar en caso de que se concrete la llegada de fondos para la reconstrucción de Puerto Rico tras el paso del huracán María.


💬Ver 0 comentarios