(semisquare-x3)
En la foto, el gobernador Ricardo Rosselló. (Luis Alcalá del Olmo)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares estimó hoy, martes, que las negociaciones entre la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y los acreedores de esta corporación pública no están paralizadas y afirmó que la expectativa es que las partes pronto encuentren áreas de coincidencia dentro de las limitaciones presupuestarias que enfrenta esta utilidad.

Ayer, el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Christian Sobrino, admitió que tras un primer intento de llegar a acuerdos con los acreedores para reestructurar la deuda, no se pudo pactar nada.

“Confío en que esto va a continuar entre las partes y se ha dado un paso importante que es sentarse en la mesa e identificar todos los puntos”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa en Arecibo.

El ejecutivo indicó que lo importante en el proceso es que se pueda acordar un nivel de liquidez o dinero en efectivo que necesita mantener la corporación pública para continuar con la prestación de servicios. Rosselló Nevares no informó cuánto el gobierno estima que debe ser esa liquidez para mantener esta instrumentalizado en funciones mientras los acreedores reciben el repago por lo adeudado.

“Rara vez se llega a un acuerdo rápido”, destacó Rosselló Nevares

La AAA tiene actualmente alrededor de $4,700 millones en deudas. Parte de lo adeudado es con agencias del gobierno federal.

Las negociaciones con los acreedores de la AAA se llevan a cabo mediante un proceso voluntario y no bajo las disposiciones del Título III de la Ley Promesa, que establece un proceso de quiebra para los territorios. Actualmente, la AAA se encuentra en cumplimiento con sus acreedores.


💬Ver 0 comentarios