Trabajadores agricolas en la Finca Gargiulo recogiendo tomates (suministrada)

Sobre un centenar de personas respondieron hoy al llamado de mano de obra agrícola para salvar la cosecha de tomates de la Finca Gargiulo en Santa Isabel, la más grande siembra de la zona sur, con una producción que alcanzan los 40 millones de tomates de mesa al año.

Según el Departamento de Agricultura, cerca de 120 personas llegaron al lugar para trabajar en la cosecha.

“Eso demuestra el compromiso de los puertorriqueños con su tierra y refuerza el sector de la agricultura como uno de los que sale a flote y al rescate en momentos de dificultad”, expresó el secretario de Agricultura, Carlos Flores.

“Estoy verdaderamente emocionado de saber que mucha gente acudió a la Finca Gargiulo, no sólo para obtener un empleo, sino para asegurarse de que el sur se recupera en medio de esta actividad sísmica”, señaló el funcionario.

Afirmó Flores que la pérdida de toda una cosecha de tomates de exportación habría sido devastadora para la economía de la zona y con la respuesta de los trabajadores en el día de hoy se logró detener.

Reiteró, en declaraciones escritas, que las personas que acuden a trabajar en estas cosechas están cobrando $7.25 la hora, acumulando Seguro Social y beneficios del desempleo, y reciben además un bono. Subrayó que esos ingresos por la labor agrícola en tiempo de cosechas no afectan el beneficio del Programa de Asistencia Nutricional (PAN).


💬Ver 0 comentarios