Previo al coronavirus, se registraban, en promedio, 2,730 presentaciones de compraventa mensuales. Aunque en los meses de marzo y abril se cayó la venta, para agosto ya se había recuperado y cerró 17% por encima al promedio pre-Covid y en septiembre superó la cifra en 25%. (David Villafane/Staff)

Casi nada bueno se le puede atribuir a la pandemia del COVID-19, aunque algo positivo que provocó -y ha sorprendido hasta la propia industria- es el aumento en la compraventa de propiedades, según expertos en el mercado de bienes raíces.