(horizontal-x3)
Un hospital en Cataño. (AP)

Las autoridades de sanidad de Estados Unidos advirtieron el viernes que es posible que haya escasez de fármacos porque los apagones en Puerto Rico han detenido o limitado la producción de muchas fábricas de medicamentos.

Casi el 10% de las medicinas que toman los estadounidenses, así como numerosos dispositivos médicos, son fabricados en la isla, que perdió casi todo su sistema de distribución de electricidad por el paso del huracán María hace aproximadamente dos semanas.

El doctor Scott Gottlieb, comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), afirmó en un comunicado que la institución trabaja para prevenir escasez de unas 40 medicinas cruciales. No ha querido decir cuáles son, pero el viernes indicó que la FDA dará a conocer cualquier faltante si es que ocurre.

La agencia suele informar la escasez de algún fármaco en su sitio web.

“Estamos dando seguimiento muy de cerca a los productos médicos más cruciales”, afirmó Gottlieb.

La FDA colabora con los fabricantes de medicinas y de dispositivos, los cuales intentan reanudar las operaciones en forma parcial valiéndose de generadores de respaldo, según el comunicado. En los casos más urgentes, la agencia está ayudándole a las compañías a que obtengan combustible para mantener sus generadores operando y enviar los productos terminados.

En una conferencia de prensa el jueves, el gobernador puertorriqueño Ricardo Rosselló dijo que el 9% de los clientes ya tienen electricidad. El gobierno espera que una cuarta parte de Puerto Rico cuente con servicio eléctrico en un mes, y que toda la isla de 3,4 millones de habitantes vuelva a tener luz para marzo.

La industria de productos médicos, que hace décadas estableció muchas instalaciones en Puerto Rico con el fin de aprovechar los beneficios fiscales _los cuales ya no están en vigor_, es crucial para la salud financiera de la isla. 


💬Ver 0 comentarios