Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Desarrolladora LCP Corp., compañía matriz de Bowlera, se acogió a la quiebra tras adeudar $1.79 millones a sus acreedores. (GFR Media)

El alcalde de Caguas, William Miranda Torres, reaccionó con pesar al cierre de Bowlera en el edificio Lincoln y señaló que ya comenzó a identificar posibles inversionistas que deseen desarrollar la propiedad.

“La administración municipal de Caguas lamenta profundamente la situación por la que atraviesa don Manuel Morales, Jr. y sus empresas. Entendemos que los retos económicos que enfrenta el país hace más de una década, sumado al devastador paso del huracán María, han afectado a muchos negocios”, sostuvo Miranda Torres, al tiempo que le deseo una pronta recuperación económica “para que retome su creatividad y espíritu emprendedor”.

Desarrolladora LCP Corp., compañía matriz de Bowlera, se acogió a la quiebra tras adeudar $1.79 millones a sus acreedores. Entre ellos figuran el municipio de Caguas ($1.03 millones), Departamento de Hacienda ($95,803), Banco de Desarrollo Económico ($313,977), Autoridad de Energía Eléctrica ($125,765) y Servicio de Rentas Internas federal ($18,126). 

“Estamos identificando inversionistas interesados en el Edificio Lincoln y otras propiedades disponibles para el desarrollo de nuevos negocios en la ciudad. Nuestra administración hará los esfuerzos necesarios para que este centro de entretenimiento entre en funciones lo antes posible”, dijo el alcalde.

En la Ciudad Criolla está resurgiendo el empresarismo, según Miranda Torres, e indicó que su administración sirve de apoyo y facilita esa gestión. “Hemos notado un aumento en la cantidad de emprendedores de todo tipo que se acercan a nuestras oficinas para solicitar apoyo y nuestra Secretaría de Desarrollo Económico está para ayudarles en el proceso. Ahora, más que nunca, trabajamos para ser el mejor lugar para hacer negocios en el país”, agregó Miranda Torres.

Ayer la Bowlera radicó voluntariamente quiebra, tras llevar una década operando con éxito en el edificio Lincoln en Caguas. Radicó bajo el capítulo 7, lo que significa que se trata de una liquidación del negocio, y no una reorganización de sus finanzas. 


💬Ver 0 comentarios