Kerry Ingalls, vicepresidente de Operaciones de Amgen, junto a la directora de Recursos Humanos, Diana Flores. (Suministrada) (semisquare-x3)
Kerry Ingalls, vicepresidente de Operaciones de Amgen, junto a la directora de Recursos Humanos, Diana Flores. (Suministrada)

Los empleados de Amgen, en Juncos, cuentan con un gimnasio para utilizarlo a su conveniencia, centro de cuido para sus hijos, un médico disponible para quien lo necesite, pruebas de laboratorio sin deducibles y una cooperativa que facilita sus transacciones financieras.

A eso, la empresa le agrega un plan de salud con cobertura en Puerto Rico y Estados Unidos, un plan de retiro digno y ayudan al empleado a completar sus metas académicas.

Aunque suena a utopía, esta es la realidad laboral de los 2,000 empleados que componen la plantilla de Amgen en Puerto Rico, a los que se les suma unos mil contratistas que laboran también para la empresa.

La compañía líder en biotecnología a nivel global, se estableció en Juncos hace más de 25 años y, desde entonces, se ha esmerado en ofrecer a su plantilla las mejores condiciones laborales con beneficios adicionales que les brindan calidad de vida.

Es por eso que sus empleados reeligieron a Amgen Puerto Rico como uno de los Mejores Patronos 2018.

“Hay tres elementos que nos convierte en excelentes patronos: la primera es la misión, hacemos algo que realmente beneficia a la gente, a la sociedad y creo que todos los que trabajamos aquí estamos comprometidos, porque hacemos un producto de calidad que brinda esperanza a miles de pacientes en el mundo entero”, expresó Kerry Ingalls, vicepresidente de Operaciones.

“La segunda es que cuidamos nuestro equipo humano porque nos importa su desarrollo individual y profesional, y un ejemplo de eso es el Day Care Center. Lo otro es que queremos cuidar de nuestra comunidad, queremos ser buenos vecinos, y estamos conscientes que esto es importante para nuestro equipo de trabajo”, agregó Ingall, natural de Missouri.

Las expresiones fueron validadas por la directora de Recursos Humanos, Diana Flores, quien apostó a la fuerza laboral como el mejor recurso que tiene la empresa.

“Somos los mejores patronos porque cuidamos de nuestros empleados, ellos son importantes para nosotros. Uno de las mejores recursos que tiene nuestra organización es nuestra gente”, expresó Flores quien lleva 12 años en la empresa.

Para demostrarlo, Ingall recordó la respuesta de la compañía durante y después del huracán María.

De hecho, Amgen se ha mantenido ayudando a unos 18 empleados que perdieron sus viviendas. Además, se les facilitó agua, alimentos, gasolina, dinero en efectivo y hasta un espacio para que lavaran su ropa.

La compañía te da oportunidades y la gente con la que trabajo es excepcional. Nadie triunfa solo, sino que necesitamos unos de otros para triunfar y eso lo probamos en nuestra respuesta al huracán María, hicimos lo necesario, comprometidos completamente y con la seguridad necesaria para garantizar que el paciente tuviera su medicamento todo el tiempo”, resaltó Ingall.

Para Zuleyka González, quien labora en el tercer turno en el área de Empaque, la solidaridad demostrada por su patrono le ayudó a levantarse en medio de la crisis.

“Si no hubiese sido por mi patrono quizás yo no estaría aquí porque se me hizo cuesta arriba salir adelante, porque yo perdí todo lo del hogar y me quede literalmente con lo que tenía puesto. Tan pronto pude regresar (al trabajo) la gerencia se acercó a mí para preguntarme qué necesitaba, y desde ese día llego a mi casa con las manos llenas”, expresó.

Otra empleada que perdió su casa durante el huracán fue Sonia Masas Carrión, del Departamento de Facilidades de Ingeniería.

“Yo tuve presencia a pocos días que ellos llegaron a mi casa con productos de primera necesidad. Para mí, eso me dio tranquilidad y no se han detenido las ayudas a un año de María, porque me preguntan todos los días y hasta se ofrecen a ayudarme”, dijo Masas de 56 años de edad.

“Este es el mejor patrono. Vengo de la industria y pude tener la dicha de llegar a esta compañía referido y no me arrepiento”, manifestó por su parte Andrés Nieves Martínez, del Departamento de Salud y Seguridad Ocupacional.

“El proceso de aprendizaje ha sido retante, pero he podido superarme en muchas metas que me propuse porque el patrono me ha ayudado a lograrlo mediante adiestramientos”, admitió Nieves Martínez.

Otro de los beneficios es el Programa de Asistencia Educacional, que apoya al empleado en su formación académica desde un grado asociado hasta maestría, siempre que sea relacionado a sus funciones y tenga buenas calificaciones.


💬Ver 0 comentarios