Carlos Rivera Vélez presidió anteriormente la Asociación de Industriales de Puerto Rico, y recientemente tomó el liderato del Conglomerado Industrial de Dispositivos Médicos. (semisquare-x3)
Carlos Rivera Vélez presidió anteriormente la Asociación de Industriales de Puerto Rico, y recientemente tomó el liderato del Conglomerado Industrial de Dispositivos Médicos. (Gerald López Cepero)

El Conglomerado Industrial de Dispositivos Médicos de Puerto Rico estrena como presidente a Carlos Rivera Vélez, actual gerente general de Stryker Puerto Rico, y quien tiene como meta desarrollar la entidad con la misma energía y visión con la que condujo en años recientes la Asociación de Industriales de Puerto Rico.

Desde su oficina en Arroyo, Rivera relató a El Nuevo Día que cuando le ofrecieron el cargo, tuvo dudas. Sin embargo, aceptó liderar el conglomerado “porque nos acabamos de convertir en número uno y por las razones históricas que sean, este ‘cluster’ no ha estado lo presente que tiene que estar en este país, siendo líder”.

“Yo tengo un propósito bien primordial que es integrar el sector de manufactura, tanto de farmacéuticas, como de biomédica y dispositivos médicos para empezar a trabajar y hacer proyectos en conjunto y todo por avanzar las cosas que le competen al sector, pero también para trabajar de la mano por el desarrollo económico de Puerto Rico”, afirmó.

Para encaminar su encomienda, dijo que ya se reunió con la Asociación de la Industria Farmacéutica (PIA, en inglés), con el Centro de Investigación Universitaria de la Industria (Induniv) –enfocados en farmacéutica y biociencias–; y con la Asociación de Tecnología Médica Avanzada (Advamed), en Washington.

Actualmente, el sector de dispositivos médicos emplea a sobre 18,000 personas, lo que a juicio de Rivera, les convierte en el empleador número uno en el país.

“Uno de los problemas que tiene el sector es que no hay estadísticas recientes, pero sabemos que el sector ya le pasó a las farmacéuticas en cantidad de empleos y que tiene 18,000 empleos, que maneja alrededor de $410 millones en nómina y que hay una contribución importante al fisco. Tenemos además como $7,000 millones en exportaciones, según información de dos años atrás. Ahora vamos a desarrollar una iniciativa para recopilar la información más reciente, que sirva de pivote para encaminarnos en los proyectos”, expresó.

Rivera sostuvo que cree que el sector privado es el que debe tomar las riendas del desarrollo económico del país. Añadió que los líderes empresariales de la isla deben trabajar no solamente sosteniendo las operaciones, sino también aumentándolas y trayendo nuevos servicios y nuevos productos a Puerto Rico.

Opinó que estos ejecutivos son también responsables de promover el desarrollo económico de la isla haciendo negocios.

“La industria de dispositivos médicos la hemos sostenido y sigue creciendo. Parte de lo que queremos hacer con este esfuerzo es hacerla crecer más porque creemos que hay mucha más oportunidad yel gobierno de Puerto Rico ofrece un paquete de incentivos que no tiene nada que envidiarle a otros países”, subrayó.

Por otro lado, reconoció que aunque el paso de los huracanes Irma y María pudo generar dudas sobre la viabilidad de invertir en Puerto Rico, afirmó que el sector ha estado invirtiendo millones de dólares en mejorar sus planes de continuidad de negocios y está involucrado con el gobierno local y federal en iniciativas para fortalecer esa área.

“Es bien importante que el gobierno comunique a los inversionistas, de una manera efectiva, todo lo que se está haciendo para que Puerto Rico se pueda poner de pie mucho más rápido desde el punto de vista industrial de venir otro evento como este”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios