(semisquare-x3)
Todas las habitaciones en Dos Aguas Bead & Breakfast tienen su baño con ducha, aire acondicionado y ventanales de cristal que permiten apreciar el verdor del exterior. (David Villafañe)

Río Grande - Al tope de una colina repleta de plantas de bambú, enclavada en un terreno rodeado por el río Espíritu Santo y el río Grande, Dos Aguas Bed & Breakfast transmite la tranquilidad del campo a quienes se alojan en sus cuatro habitaciones.

Los alrededores de la hospedería, que opera en el pueblo de Río Grande, no permiten sospechar lo cerca que ubica de la carretera PR-3 y de la Ruta 66. Es una posición privilegiada, que permite a los huéspedes una mayor accesibilidad a atractivos turísticos de la zona, como el Bosque Nacional El Yunque, en Río Grande; el balneario La Monserrate y la playa La Pared, en Luquillo; y la Laguna Grande (bioluminiscente), en Fajardo.

Carla Arraiza González, codueña de Dos Aguas, cuenta que la propiedad era de sus abuelos maternos, comerciantes que vivieron en ese terreno de cuatro cuerdas desde los años 50. Allí recibieron a familiares y amigos por más de tres décadas.

Después del fallecimiento de ambos, los parientes continuaron utilizando la casa -de techos altos y balcones abiertos- para pasadías familiares. Durante años, la falta de uso diario deterioró la propiedad, por lo que Ivonne González Morales, madre de Arraiza, acudió a una amiga arquitecta para rediseñar y reconstruir la residencia.

“La idea era rescatar la propiedad para uso de la familia”, recuerda Arraiza. No fue hasta 2015 que a madre e hija les surgió la idea de convertir la casa, a la que se agregó un segundo nivel, en una hospedería. Ambas figuran como dueñas.

En los dos años que lleva en operación, Dos Aguas ha recibido una clientela que incluye tanto a turistas de Puerto Rico como de fuera de la isla, en una proporción que estima en 50%-50%. Se alojan principalmente los fines de semana, en su mayoría, parejas.

“Nosotros atendemos a los huéspedes personalmente”, destaca sobre la hospedería, que se caracteriza por sus paredes de concreto expuesto, que contrastan con una mezcla de muebles modernos y “vintage”. “Es un ambiente bien relajado donde ellos pueden sentirse como en su casa”.

Resalta que cada habitación tiene su baño con ducha, aire acondicionado y ventanales de cristal que permiten apreciar el verdor. “Incluye desayuno completo, delicioso, diferente, desde huevo y tostadas con aguacate hasta pan con tomate, frutas frescas, jugos naturales y café del país”, menciona Arraiza.

Cada cuarto es distinto y tiene su propio nombre. El Bromelia tiene dos camas tamaño twin que se pueden unir o separar, según la necesidad del cliente. Los cuartos Coquí y San Pedrito tienen una cama king cada uno. Mientras, la Bamboo Suite -de 770 pies cuadrados- cuenta con una cama King, un sofá cama y un kitchenette con microondas y una pequeña nevera. Los precios pueden comenzar en $150 o $200 por noche, según la temporada.

Entre los servicios que ofrece Dos Aguas está el alquiler de kayaks y paddle boards para recorrer el río Espíritu Santo.

“De la casa a la desembocadura del río es hora y media si decides remar”, dice la copropietaria.

Dos Aguas cuenta con un empleado a tiempo completo y con cuatro más que están “on-call”, quienes son activados cuando hay huéspedes.

Para el nuevo año que está por comenzar, Arraiza, quien también es abogada, se propone concentrar esfuerzos en atraer a Dos Aguas la celebración de eventos para 30 personas o menos, desde cenas hasta bodas de destino y “elopements” (ceremonia nupcial solo para la pareja). “Hemos tenido varias bodas aquí y han quedado tan hermosas que queremos atraer más”.

La meta es ser el escenario de una boda semanal. Para lograrlo, Dos Aguas se ha aliado a la coordinadora y oficiante de bodas Ana María Hernández y a la fotógrafa Tamara Maz para organizar el sorteo de un paquete de “elopement” o renovación de votos para la pareja ganadora y cuatro invitados, valorado en $2,500, que incluye transportación, tres horas para celebrar la ceremonia y el coctel en Dos Aguas, servicios de fotografía, coordinación y oficiante de bodas. Las reglas para participar están en la red social Instagram. El ganador será anunciado el 17 de enero de 2019 y la ceremonia tendrá lugar el 28 de febrero.


💬Ver 0 comentarios