(semisquare-x3)
Carlos López-Lay indicó que su empresa ha invertido más de $70 millones en la compra y remodelación de su red de concesionarios. (Ramón “Tonito” Zayas)

En Puerto Rico, la palabra Bella es sinónimo de autos, particularmente de la marca japonesa Honda. Por los pasados 55 años, la empresa puertorriqueña ha tenido un crecimiento sostenido que le ha permitido diversificarse y añadir nuevas marcas y productos. Hoy día, Bella Group es todo un conglomerado que ofrece una variedad de autos, motoras, generadores, alquiler de autos y hasta producción de espectáculos.

La empresa, fundada en San Juan 1963 por Gerónimo Esteve, junto con Claudio Carmona y Juan José Bellapart, comenzó vendiendo motoras y generadores Honda, a lo que le siguió más adelante el inicio de la distribución exclusiva de los autos de la marca japonesa. Con el tiempo también comenzaron a distribuir la marca de autos de lujo Acura. En 2004, los esposos Carlos López-Lay y María Esteve, hija del fundador, adquirieron la compañía y se propusieron poner en marcha una serie de ideas que buscaban expandir el negocio.

“Hoy día distribuimos Mazda, tenemos más concesionarios de marcas como Chrysler, Dodge, Jeep, Volkswagen y Ford, y estamos en el proceso de comenzar a vender otras marcas y hacer otras adquisiciones”, indicó López-Lay, presidente y principal oficial ejecutivo de Bella Group. “Este es un negocio que, a pesar de que tiene 55 años, es un negocio familiar que continúa en crecimiento y tiene casi 700 empleados directos”.

Además de la distribución y los concesionarios de autos, Bella Group todavía mantiene la venta de motoras Honda y añadió otras como las motoras BMW, Triumph y CF Moto. Por otro lado, mantiene el negocio de alquiler de autos Bella Rent a Car y el de reparación de carrocería de autos Bella Body Shop.

Algo que ha caracterizado a Bella Group desde que López-Lay dirige la empresa es la remodelación de todos sus concesionarios, incluyendo los talleres de servicio y área de piezas. “En los últimos seis a siete años, hemos invertido en compra y remodelación, más de $70 millones”, explicó López-Lay, quien comenzó a trabajar en Bella en 1991.

La diversificación que ha tenido la empresa en los últimos cuatro años incluye la creación de la división Bella Entertainment, que produce espectáculos y apoya a artistas emergentes.

Ford en Carolina

La más reciente adquisición de la empresa es el concesionario Ford, localizado en la avenida 65 de Infantería en Carolina y que era propiedad de Alberic Colón. Aunque ya está operando, está en plena remodelación. “La inversión inicial del concesionario será de $3 millones. Se están remodelando todas las instalaciones y faltan unos seis a ocho meses de construcción. Lo único que se queda es el caparazón del edificio, ya que todo lo demás va a ser nuevo”, añadió el presidente de Bella Group. “Cuando esté funcionando al 100%, el nuevo concesionario generará unos 100 empleos. Además, en un futuro en el terreno colindante vamos a hacer otro concesionario”.

Industria local 

A pesar de que por años la venta de autos en la isla ha sido un indicador claro de cómo está la economía local, López-Lay indicó que no sería lo más adecuado hacer eso en estos momentos, debido a una serie de variables que no son normales. Entre estos, el ejecutivo mencionó un incremento altísimo en la venta de camionetas, que se están utilizando para la reconstrucción de la isla luego del paso del huracán María. Mencionó que fueron muchos los autos que se perdieron con los vientos y la lluvia provocados por el ciclón. Estos y otros factores, han provocado que haya mayores ventas en lo que va de año, por lo que el presidente de Bella sostiene que se deben alcanzar ventas de entre 104,000 a 105,000 unidades cuando finalice el año. “Cien mil unidades es un buen número, pero no creo que vayamos a crecer mucho más que eso. Sí creo que si miramos la ley de arbitrios que hay en estos momentos y se le hacen algunos ajustes, podríamos hacer que se vendan más autos en Puerto Rico. Los arbitrios penalizan a todo el mundo. Por un lado, entiendo que son importantes para el gobierno, pero por otro lado sé que hay unos mecanismos donde pudiéramos buscar mejores resultados haciendo ciertas modificaciones”, especificó López-Lay.

Reajuste luego del huracán

Al igual que todas las empresas de la isla, Bella Group tuvo que enfrentar el paso de los huracanes Irma y María por Puerto Rico el año pasado. “Durante las semanas posteriores al huracán María, tuvimos que reestructurar el negocio. Por 45 o 60 días no se vendían muchos carros, pero sí muchos generadores. Tuvimos la oportunidad de conseguir el inventario y crear la logística para poder volar hasta aquí el inventario de manera más rápida”, manifestó López-Lay. “Hubo que hacer la logística para poder recibirlo, hacer la validación de que ese equipo funcionara y que estuviera listo para ser utilizado por el cliente. Hicimos un grupo de trabajo de empleados de otras áreas, y se creó un equipo totalmente enfocado en los generadores eléctricos para saciar la necesidad”.

#YoNoMeQuito 

Hace dos años y medio, la empresa creó la fundación #YoNoMeQuito, donde consolidaron todos los esfuerzos de ayuda social que hacen a nivel de país. En un principio, la organización sin fines de lucro buscaba resaltar que los puertorriqueños, no importa donde vivan, se levantan a dar lo mejor de sí. Luego del huracán María, el enfoque de #YoNoMeQuito cambió y se movieron a participar activamente en la reconstrucción de Puerto Rico. “Todos los días salíamos a una comunidad diferente en la montaña, a llevar agua y comida”, narró López-Lay. “Esto no ha terminado. Hace dos semanas estuvimos en Caguas en la reconstrucción de 28 hogares”, añadió.


💬Ver 0 comentarios