Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ofrece buena comida y entretenimiento culinario en Buda Latin Asian Restaurant

Orlando, Florida – Luego de la exitosa operación de varios restaurantes en Puerto Rico, el reconocido chef Roberto Treviño decidió abrir en el corazón de Orlando, hace seis meses, lo que él espera sea el primero de una serie de restaurantes que conviertan la histórica Church Street de esta ciudad en el nuevo “hub” gastronómico de la Florida central.

El Buda Latin Asian Restaurant abrió sus puertas en diciembre, en el 116 West Church Street, emulando parte de la experiencia gastronómica que Treviño desarrolló en los restaurantes Budatai y Casa Lola en la zona del Condado en San Juan.

 Es un espacio dentro de un edifico construido en el 1885 donde abundan los ladrillos, la luz es tenue, no existe el ruido de algún televisor prendido pero que, de repente, el silbido del tren interrumpe agradablemente la experiencia de los comensales. Entonces, la mezcla sensorial da la impresión de estar en otro lugar y en otra época.

Treviño cerró sus restaurantes en la isla, pues los cambios en el mercado isleño y la crisis fiscal que asomaba ya afectaban adversamente la asistencia de comensales en restaurantes de este nivel.

“Me gustan los cambios y los retos. Mis retos en Puerto Rico fueron muy buenos pues la isla es un lugar que amo, pero ya era mi tiempo de marcharme”, dijo Treviño, quien se había mudado a Puerto Rico en 1990 para trabajar como el chef del hotel El Conquistador en Fajardo y luego abrió varios restaurantes. Estando en la isla, compitió y ganó la competencia Iron Chef de Food Network, experiencia que catapultó su ya abultada lista de éxitos culinarios.

Ahora, el chef -nacido en California- está ante la oportunidad de haberse anclado en un terreno culturalmente diverso donde puede apelar a un público que gusta de buscar lugares con buena comida y ambiente refinado, sin dejar de ser familiar y relajado.

“Aquí en Orlando, al igual que en Puerto Rico, la gente busca un lugar ‘chic’, con buena comida, un lugar escondido y como misterioso, y esa ha sido la clave”, dijo Treviño quien tiene como socio inversionista a Luis García.

El Buda tiene 15 empleados y se estableció con una inversión de $300,000.

Entre los platos más llamativos están los “dumplings” de cerdo aderezados con caviar; el rebosante plato de fideos lo mein con chicharrón de pollo, y el plato repleto de un jugoso churrasco con fideos ho fun. Quien visite el restaurante podrá disfrutar de una oferta que no aparece expresamente en el menú: la presenciadel propio Treviño, quien se paseará por el salón -que acomoda 167 clientes-, y si el que llega es boricua, podría tener un trato preferencial.

“La cocina es mi estilo de vida. Es un lugar creativo lleno de emociones y he venido a Orlando a causar un impacto culinario con la idea de abrir otros restaurantes aquí en Church Street, en Tampa, Winter Garden, Winter Park y en otros lugares… aún no hay nada concreto”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios