Acdet acordó con la legislatura llegar a una alternativa para eliminar el impuesto. (GFR Media)

La Asociación de Comercio al Detal de Puerto Rico (Acdet) urgió nuevamente al Gobierno de la isla y a la legislatura que ponga fin al impuesto al inventario, por el riesgo a la seguridad alimentaria que representa para Puerto Rico, justo en momentos en que se anunció el cierre del puerto de Jacksonville en el estado de la Florida por la amenaza del huracán Dorian.

Desde Jacksonville sale gran parte de los alimentos, artículos de primera necesidad y suministros en general que se consumen en la isla, por lo que los recientes sucesos mantienen en alerta a los comercios y sector productivo del país.

"Aunque la Autoridad de Puertos de Puerto Rico asegura que los suministros se retrasarían 48 horas en llegar a nuestras costas lo cierto es que en una emergencia, no existen garantías y hemos tenido suerte que las recientes amenazas no han llegado a ser emergencias complejas", dijo este miércoles el presidente de la Acdet, Iván Baez.

"Nosotros dependemos de productos procedentes de otras latitudes y si el puerto que nos suple más del 80% de las importaciones en la isla se paraliza, quedamos en total desamparo", explicó en un comunicado.

A su vez, opinó que la eliminación del impuesto al inventario "es urgente. La crisis que sufrimos tras el azote del huracán María dejó al descubierto la precariedad de nuestros suministros y nuestra vulnerabilidad. Reiteramos que el actual impuesto impide que se mantengan los inventarios necesarios para suplir las necesidades de nuestro pueblo".

En la pasada sesión legislativa, la Acdet, junto a líderes del sector privado, alcaldes, el Ejecutivo y legisladores acordaron identificar alternativas para la eliminación del impuesto.

Por último, dijo que a pesar de la insistencia a la legislatura por parte de Acdet y de la coalición de asociaciones que se han unido a esta lucha del sector privado "aun no ha tenido resultados".


💬Ver 0 comentarios