Los empleados, en su mayoría 'millennials', valoran la empresa, que por séptimo año está entre los Mejores Patronos. (semisquare-x3)
Los empleados, en su mayoría "millennials", valoran la empresa, que por séptimo año está entre los Mejores Patronos. (Especial para El Nuevo Día / Jorge Ramírez Portela )

Incentivar aún más a la generación de “millennials” y reclutar a más mujeres son algunas de las prioridades que tiene DHL- Supply Chain para el resto del año y el 2019. Seleccionados por séptimo año como Mejores Patronos, la empresa, dedicada a ofrecer soluciones de distribución y logística, no descansa en la búsqueda de mejorar beneficios para sus 310 empleados.

De acuerdo con Ewar A. Rivera, director senior de la empresa, Mejores Patronos sigue siendo para ellos una herramienta de retroalimentación “muy buena” que utilizan como un referente en el mercado y que también les permite saber cómo mejorar sus procesos y programas internos.

“Nos gusta tenerla [encuesta de resultados del estudio] pues mide temperatura, no sólo del ambiente laboral, de cómo estamos aquí y en la calle, sino que [también] quedar entre los Mejores Patronos quiere decir que seguimos estando en un nivel bien alto dentro del mercado de la distribución y ‘third party logistic’”, amplió Ileana Silva-Espinar, gerente de Recursos Humanos para Puerto Rico y Florida.

Listos para tener mayor flexibilidad

Conscientes de que la generación “millennial” —que constituye el 60% de su plantilla— está bien enfocada en la calidad de vida, DHL- Supply Chain en Puerto Rico está analizando el horario flexible.

Según la gerente de Recursos Humanos, “estamos pensando en hacer horarios flexibles y que se adapten a las necesidades del negocio y de la persona. Eso será innovador dentro de nuestro negocio”, explicó.

Recientemente, la empresa implementó un programa de incentivos llamado DHL Dollars para reconocer los esfuerzos diarios de sus empleados. A través de este, el empleado acumula dinero (de mentira) por llevar a cabo actividades más allá de sus responsabilidades y luego puede comprar en una tienda dentro de la empresa una variedad de productos.

Según Silva-Espinar, “este programa ha tenido un éxito bien grande porque estamos reconociendo un trabajo adicional y segundo, le estamos dando algo a cambio”. Cualquier actividad podría conllevar la acumulación de los DHL Dollars, desde una solución tecnológica hasta un cambio de actitud.

Estas nuevas actividades, junto a los ya tradicionales torneos deportivos trimestrales y actividades familiares, continúan contribuyendo al reconocimiento que buscan los empleados, en particular los “millennials”, y a reforzar la coherencia y productividad como equipo de trabajo.

Por su parte, Rivera compartió que la empresa ya está “mirando” un proyecto de robótica para una de sus cuentas, y seguirá trabajando con programas académicos a nivel universitario que ya cuentan con programas de logística, lo que es una oportunidad, según Rivera, para reclutar personas con mayor conocimiento en esta industria. Este también enfatizó en reforzar aún más los esfuerzos para atraer a más mujeres a la empresa para trabajar en una variedad de áreas, en particular en el área de almacén.

Silva-Espinar, añadió que la empresa cuenta con cuatro supervisoras, pero la “frustración” viene en el área del piso, en donde les gustaría atraer y retener a mujeres como monta-carguistas, por ejemplo.

Unidos tras el huracán María

Como toda empresa en Puerto Rico, DHL- Supply Chain se afectó tras el paso del huracán María. Sin embargo, los daños estructurales fueron mínimos y a las dos semanas del evento ya estaba en funcionamiento, y a los 90 días a toda marcha.

“Tuvimos la suerte y honor, de que no habíamos abierto aún (días después del huracán) y ya los empleados querían empezar a trabajar”, comentó Silva-Espinar. “El compromiso de los empleados de levantar el país, de asegurar el negocio, fue grandísimo”, añadió.

Durante los primeros 30 días, cinco empleados se relocalizaron con la empresa en Florida o Texas.

Rivera explicó que la empresa se aseguró de que los empleados no se vieran afectados doblemente, así que siempre cobraron su salario y se les asistió con víveres, equipo eléctrico y hasta gasolina. Además, les dio apoyo económico adicional a través del programa corporativo Helping Hands.


💬Ver 0 comentarios