Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El equipo de Mars, quienes se hacen llamar los “Marsianos”, no solo trabaja a gusto con la atmósfera que les rodea, sino que además, disfruta de las nuevas instalaciones que la empresa rehabilitó tras el embate del ciclón María. (Especial para El Nuevo Día/ Jorge Ramírez Portela)

Las renovadas oficinas de Mars, en Guaynabo, son un gran espacio abierto dominado en el centro por varios sets de muebles, acomodados como juegos de sala, sobre pisos de madera y junto a un “kitchenette” con cafetera, mesas y sillas altas. Los cubículos fueron sustituidos por escritorios.


💬Ver 0 comentarios