Los emprendedores Julio Hernández (izq.) y Christian Hernández. (semisquare-x3)
Los emprendedores Julio Hernández (izq.) y Christian Hernández. (Suministrada)

Los deseos de emprender, de crear algo propio y que a su vez, fuera económicamente viable, llevó a dos amigos hace un año a lanzar la línea de “snacks” saludable llamada Cukis.

En entrevista con Julio Hernández, uno de los socios fundadores de la microempresa, este contó que la idea surgió mientras laboraba en un restaurante del área metropolitana. Julio posee un bachillerato en Mercadeo de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras y trabaja en Obrigado Organic Café en Cupey, donde también labora Christian Hernández, quien estudió Artes Culinarias y posteriormente se convirtió en su socio en el negocio.

A los dos nos gusta el ‘surfing’, la playa y los deportes, en general. Y teníamos ganas de hacer algo diferente, de crear un ‘snack’ saludable y nutritivo para comer en la playa o en cualquier momento”, dijo Julio, de 26 años. Consultaron con un chef y este les sugirió una receta de galletas nutritivas.

A los Hernández les gustó la idea, pues no requería una inversión alta de capital. Compraron distintos ingredientes -harina, almendras, azúcar morena, canela, y semillas, entre otros ingredientes- y comenzaron a hacer pruebas de sabor y a perfeccionar la receta. “Creamos como seis o siete sabores, los probábamos y los llevábamos a votación. Al final, escogimos los tres sabores que más gustaron”, relató Julio.

El negocio comenzó desde la casa, donde preparaban las mezclas, horneaban y empacaban. Sus primeros clientes fueron OMRKT Farm to Table y Blanco Negro Coffee Shop, ambos en la avenida Winston Churchill en Cupey, así como el restaurante Obrigado.

Para mercadear las Cukis en otros sitios, los jóvenes llevaron su producto a un mercado agrícola y allí conocieron la incubadora de negocios AgroInnova de Caguas, que apoya a microempresas y pequeños negocios que elaboran productos naturales y agroecológicos.

El conocer a los gestores de AgroInnova les ayudó mucho en el desarrollo del negocio, pues allí recibieron orientación sobre los trámites y permisos que necesitaban para poder expandir el negocio. Además, la incubadora les alquiló el espacio de cocina, en el que pagan solo por el tiempo que utilicen las instalaciones, y al ser un local más amplio y con mejores equipos, les permitirá aumentar la producción.

Sobre el producto

Julio indicó que las Cukis vienen en tres sabores: canela y jengibre, almendra y coco, y espirulina con semillas de hemp. Esta última galleta es de color verde, ya que la espirulina es una microalga rica en clorofila. Las mismas se distribuyen en bolsitas que contienen seis galletas y el cliente puede escoger entre uno de los tres sabores, o una cuarta opción, que es el mixto, cuya bolsita trae dos piezas de cada sabor.

Las Cukis son galletas veganas súper deliciosas, con pocas calorías y bajas en azúcar. Son un buen ‘snack’ para los niños en sus meriendas, para los ancianos y para cualquier persona que quiere cuidar su alimentación”, comentó el entrevistado, quien agregó que cada galleta tiene dos gramos de azúcar y solo 53 calorías.

Este sábado, 11 de febrero, los empresarios estarán presentando el producto en el supermercado Econo de Levittown en Toa Baja. “Queremos llevar la marca a distintas cadenas de supermercados. Ya empezamos, y si Dios quiere no vamos a parar”, manifestó el joven emprendedor.


💬Ver 0 comentarios