(horizontal-x3)
Pedro Meléndez, director ejecutivo del Sistema de Salud Menonita, adelantó que uno de los planes del sistema es poder ser proveedores de seguros médicos, sin intermediarios entre sus pacientes. (Suministrada)

GUAYAMA. - El Sistema de Salud Menonita completó la transacción de compra del Hospital San Lucas de Guayama, con el cual asume control de las instalaciones hospitalarias de esa región y adelanta sus planes de crecimiento.

La adquisición, explicó a El Nuevo Día el director ejecutivo de la entidad, Pedro L. Meléndez, es producto de la planificación y se produjo luego de que no rindieran frutos los planes de adquirir el hospital Santa Rosa, que cerró operaciones recientemente tras declararse en quiebra.

“Para nosotros, ciertamente Guayama estaba en planes. No estamos creciendo por crecer, sino que fue algo planificado”, dijo Meléndez.

“Cuando en Puerto Rico el gobierno regionalizó, en esta región había tres o cuatro hospitales. Eran Aibonito, Santa Rosa, Lafayette y este hospital. Dos quebraron, que fueron Lafayette y Santa Rosa, y quedaba este”, afirmó.

La adquisición se hizo con una inversión de $25 millones y los planes son invertir entre $15 y $20 millones adicionales para llevar la instalación y sus servicios al nivel deseado, indicó.

“Estamos realmente siguiendo la región de crecimiento de Menonita. Hay otros hospitales en el área este que estamos también mirando. No podemos decir que vamos a mirar a Mayagüez, porque no está en nuestra área de crecimiento”, explicó.

Con este hospital, el Sistema de Salud Menonita tiene ya cinco instalaciones en la región; las otras están en Caguas, Cayey, y dos en Aibonito.

Los planes

Las proyecciones del grupo incluyen la posibilidad de asumir la responsabilidad de administrar el plan de salud del gobierno en esa región, sostuvo Meléndez.

“Queremos cambiar la forma de prestar servicio y queremos hacer una presentación al gobierno, y ya hemos hecho dos, para que nos den el reto de manejar la salud de estas regiones a nosotros”, dijo.

La idea, explicó, es que en vez de que esté la aseguradora de por medio, o incluso con la aseguradora, que los paguen por paciente (“capiten”) y los responsabilicen de hacer el manejo, por médicos primarios, de la salud de la población de la región.

“Queremos hacer cosas nuevas, cosas distintas y demostrar que el espiral de costos se puede detener”, expresó el ejecutivo.

“Lo que queremos es que nos permitan licitar con ASES (Administración de Seguros de Salud) de forma directa. Nosotros tenemos un plan médico, que con mi plan médico me permitan ir allí como sistema para poder licitar”, expresó.

Aseguró Meléndez que la entidad puede ofrecer servicios en todos sus hospitales en el área.

“El paciente requiere servicios, yo voy a tener un dinero y lo voy a manejar y sé que voy a cuidar del paciente. Nosotros somos una entidad sin fines de lucro en la que el dinero recircula aquí mismo. Lo que queremos es demostrar que podemos hacer cosas diferentes”, subrayó.

La subsecretaria de Salud, Concepción Quiñones de Longo, favoreció la idea de la entidad.

“Hasta el presente el gobierno no planifica ser proveedor directo de servicios de salud. Nosotros tenemos que entrar en negociación, que puede ser con el Sistema de Salud Menonita, como puede puede ser con otra casa aseguradora”, dijo.

Sobre la transformación del hospital, adelantó Meléndez que “venimos con la idea de llevar este hospital a otro nivel. Ya hicimos el estudio de lo que le hace falta en términos de equipos tecnológicos, planta, física, ascensores. Eso se identificó y venimos con una ayuda sustancial económica para mejorarlo. Vamos a cumplir con todas las agencias acreditadoras y reguladoras y traer los especialistas y lo que sea necesario para poner este hospital a otro nivel”, recalcó.


💬Ver 0 comentarios